• El Ministerio de Fomento ultima, mientras, el plan de liberalización del tráfico de pasajeros en tren.
  • La empresa pública ferroviaria ingresa 378 millones en Alta Velocidad en los cuatro primeros meses del año.
  • Alsa ya cuenta con todos los permisos para competir con Renfe.
  • También están interesadas en este segmento, las empresas de transporte en autobús Arriva-DB y Hemisferio, y las constructoras Acciona, OHL, Ferrovial, ACS y Comsa.

Renfe Viajeros no para de obtener buenos resultados, en vísperas de que se produzca la liberalización del tráfico de pasajeros en tren. Un plan que el Ministerio de Fomento está ultimando y con el que abrirá este segmento a la competencia. Desde enero el tren le ha ganado terreno al avión y ha conseguido más viajeros, debido a la rebaja del precio de billetes, a las promociones y descuentos, por lo que a partir de la puesta en marcha de la liberalización, el pastel de pasajeros en tren tendrá que repartirse entre más de un comensal y con ello, los ingresos que generen. Renfe Mercancías fue la primera división que se abrió al capital privado y hay que destacar que Renfe Alquiler de Material Ferroviario se ofrece a alquilar a los nuevos competidores 51 trenes -19 de ellos son AVE- que no utiliza.

Por ello, Renfe, que no se fusionará con Adif, festeja su monopolio en el segmento hasta que sus competidores empiecen a funcionar. La empresa pública ferroviaria ha ingresado 378 millones de euros con el AVE hasta abril, lo que supone un 7% más que en el mismo periodo del año pasado. Unas ganancias que se han visto impulsadas en gran parte por el efecto de la Semana Santa.

Durante los cuatro primeros meses del año, Renfe Viajeros también ha visto como han aumentado sus ingresos procedentes de Cercanías y Media Distancia, que reciben compensaciones estatales por considerarse de servicio público. Sus ganancias ascendieron a 233,9 millones, un 1% más que en el primer cuatrimestre de 2013.

Así, la división de tráfico de viajeros de la empresa, que preside Julio Gómez-Pomar, ha tenido unos ingresos de 836 millones -207 millones de compensaciones públicas- hasta abril. Es decir, se han incrementado un 7,3%.

Aunque las pérdidas también han crecido hasta los 64,7 millones, un 4% superiores a las de 2013, por la subida de los gastos de la empresa ( 8,5%). Esto se debe a que se ha incrementado un 26,8% el canon que Renfe paga Adif, hasta los 221,78 millones, y los gastos de personal han crecido un 5,1%, de los cuales 3,9 millones están asociados al expediente der egulación de empleo (ERE), realizado a primeros de año.

Entre los posibles competidores que puede encontrar Renfe a partir de la liberalización del transporte de pasajeros en tren está Alsa, que ya cuenta con todos los permisos necesarios. Pero también están interesadas en este segmento, otras empresas de transporte en autobús como Arriva-DB y Hemisferio, y las constructoras Acciona, OHL, Ferrovial, ACS y Comsa. Gómez-Pomar ve difícil pensar en más de dos operadores por la situación del mercado, pero hasta que la ministra de Fomento, Ana Pastor, no dé el pistoletazo de salida a la apertura de la competencia, no sabremos quienes son el resto de comensales que se reparten el pastel.

Cristina Martín

[email protected]