Nuestro embajador ante la OEA ha pedido disculpas formales por el impecable comportamiento del Gobierno español en el caso del vuelo de Evo Morales

-Y ello pese a que España fue el único país que no sólo no le cerró el espacio aéreo, sino que le permitió repostar combustible en Canarias.
-Y todo ello tras los insultos del indigenista hacia el colonialismo español.

Lo nunca ha visto. España se ha humillado ante la OEA, la organización de Estados Americanos de forma absolutamente vergonzosa. Nuestro embajador ante la institución, Jorge Hevia, ha pedido disculpas por la actuación española en el controvertido viaje de Evo Morales, quien tildó de colonialista, soberbio y prepotente a nuestro ministro de Asuntos Exteriores.

Hevia ha subrayado que "en ningún momento" España entorpeció el viaje del presidente boliviano,  y expresó sus disculpas en caso de que se hubiera malinterpretado la actuación del embajador español en Viena, Alberto Carnero. Ya un día antes, el propio ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo había anunciado su intención de disculparse, en caso de ser necesario, si se había producido un malentendido.

La OEA que calificó la actuación de nuestro país como un atentado contra la inmunidad del presidente boliviano, y exigio tanto a  nuestro país como a los Gobiernos de Portugal,  Italia y Francia que pidiera disculpas por su implicación en el desvío del vuelo.

Hevia, en un principio, protestó airadamente contra el texto de condena, que fue aprobado frente a la oposición de Estados Unidos y Canada. "Da la impresión de que esto ha sido un teatro", manifestaba Hevia, quien, argumentó que "en el texto se hacen precisiones inexactas cuando se habla de cancelación y demora de las autorizaciones de vuelo, cuando el Gobierno español nunca incurrió en esas prácticas".

Atrás han quedado aquellas declaraciones que respondían a la verdad. Jamás cerró el espacio aéreo España al sátrapa boliviano, e incluso le permitió repostar en Canarias. Lo único que hizo Margallo fue cumplir con su deber con Estados Unidos, con quien tiene acuerdos de extradición. Le preguntó al canciller nicaragüense si llevaba o no a Snowden en el avión.

Andrés Velázquez
[email protected]