Augura recortes hasta el fin de la década, aunque considera que Reino Unido podrá afrontarlos sin renunciar al crecimiento

-Es el primer líder internacional que reconoce que no se puede vislumbrar el final de la actual crisis económica.

-Se muestra partidario de que su país continúe perteneciendo a la Unión Europea, que no a la Eurozona.

Interesante entrevista concedida este jueves al diario Telegraph por el primer ministro del Reino Unido, David Cameron. En la entrevista, el premier británico no sólo se ha pronunciado sobre el impacto de la crisis en su país, sino también, sobre el alcance de la crisis, tanto a nivel europeo como internacional.

En un primer sentido, el líder británico ha reconocido que no podrá cumplir su promesa electoral de acabar con la política de ajustes para el año 2015, ya que, según el líder del ejecutivo, la actual crisis es de tal calado que se verá obligado a realizar recortes en servicios públicos y en el conjunto de la Administración hasta el año 2020. En este sentido, Cameron ha asegurado que estos recortes no sólo tendrán que seguir realizándose en el Reino Unido y en los países europeos, sino que también ha considerado que otros países como Estados Unidos se van a ver obligados a continuar en esta tendencia.

Cameron es el primer líder internacional que se ha atrevido a reconocer que no se puede vislumbrar el final de la actual depresión económica, ya que, en su opinión, no existen 'brotes verdes' que permitan afirmar que la economía mundial está superando la actual recesión.

Lo más sorprendente de la entrevista, es que el premier inglés considera que, aunque será necesario continuar con los planes de ajuste, el Gobierno y el Partido Conservador sí podrán cumplir su promesa electoral de reducción de la presión fiscal, ya que de acuerdo al líder del ejecutivo británico, ambas políticas no son restrictivas entre sí y, pueden aplicarse simultáneamente.

Con respecto a su posición acerca de la Unión Europea, el líder tory se ha mostrado partidario de que su país continúe en el ente supranacional, ya que en opinión del líder conservador, una salida del Reino Unido de la Unión sería muy perjudicial para el país y por ello ha defendido que, de celebrarse un referéndum en su país, él jamás apoyaría una salida de la Unión.

Gabriel López

[email protected]