Sube seis décimas en relación al mes anterior

 

La inflación subyacente se coloca en el 1,5%. El transporte, debido a la subida de los carburantes, sufre un repunte del 9,2%. La inflación en la Eurozona se queda en el 2,2%.

Tras meses caminando por la senda de la deflación o una inflación baja, regresan las cuotas normales del IPC, que se vuelven preocupantes en la situación actual. Ya veníamos anunciando que tras estos años, en los que la inflación no era tomada en cuenta, ahora se puede convertir en un problema. Y el último dato parece mostrarlo así.

El IPC del mes de diciembre ha alcanzado el 3,0% en tasa interanual, seis décimas más que en el mes de noviembre, debido principalmente a las subidas de los carburantes, así como del tabaco y el alcohol. El transporte ha sufrido una variación del 9,2%, la tasa más alta de este grupo desde julio de 2008, mientras que la del tabaco y el alcohol se sitúa en el 15,2%, la mayor desde 1994.

Además, la inflación subyacente se coloca en el 1,5%, tres décimas por encima del dato del mes de noviembre.

Con estos datos, el IPC mensual encadena así cinco meses consecutivos de subidas y la cifra del mes de diciembre es importante ya que sirve para actualizar los salarios de los trabajadores en caso de que tengan cláusulas de revisión en el convenio colectivo.

En valores mensuales todas las comunidades autónomas han tenido repuntes del IPC, especialmente en Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid, Navarra y la Rioja, con subidas del 0,7%, y en valores anuales, también todas las comunidades registraron valores positivos.

Y mientras España llega al 3%, en la zona euro la inflación se queda en el 2,2% en diciembre según datos del Eurostat, frente al 1,9% registrado en el mes de noviembre. Así pues, la inflación española ha crecido más del doble que la de la eurozona.

Con estas cifras, como ya informamos en Hispanidad, en España empieza a surgir el temor a la estanflación, un panorama en el que la inflación sufre crecidas, pero con una economía estancada. Desde el Gobierno no se cree que este temor vaya a ser real ya que perciben que las tasas de crecimiento del PIB del 2010 son positivas, aunque lo sean muy poco y prevén que crezca en 2011. Lo que habrá que ver es si los precios se mantienen o si también sufrirán esas subidas.

Juan María Piñero

[email protected]