Con gobiernos de derecha y de izquierda, incluso con gobernantes -por ejemplo, Cristina Fernández, presidenta de Argentina-, que aseguran que defienden la vida (bueno, el ministro de Justicia español, Gallardón, también se dice defensor de la vida, y sin despeinarse) mientras promocionan el aborto.

Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay están a un paso de perpetrar abortos. Es la Americana Hispana, obsesión del movimiento abortista mundial, pues es la tierra que más se le ha resistido. Pasen y lean.

Eulogio López

[email protected]