España defiende ante Estrasburgo la 'doctrina Parot': "¿Es igual un asesinato que 132"Este miércoles ha comenzado en Estrasburgo el juicio sobre si debe o no derogarse la doctrina Parot en España, esa que establece que un preso puede beneficiarse de reducción de penas contabilizando las penas por todos los delitos que haya cometido, aunque pasen de 30 años, y no puede beneficiarse del máximo de 30 años que un preso puede permanecer en la cárcel en España. En plata: que la reducción de penas por trabajos, buena conducta etc., se aplica, por ejemplo, a los 3.000 años a los que haya sido condenado/a y no a treinta. Es el caso, como se sabe, de la etarra Inés del Río, condenada a 3.000 años de cárcel por 24 asesinatos y otros delitos de terrorismo. Desde febrero de 1989 cumple condena.

Bueno, pues esa doctrina jurídica, ratificada en España por el Tribunal Supremo y por el Constitucional, y que permite tener en la cárcel en España a peligrosos terroristas de ETA, así como a asesinos y violadores, se la quiere cargar Estrasburgo.

Pero hasta allí se han ido los abogados del Estado español que lo han hecho muy bien, argumentando: "¿Es igual un asesinato que 132 asesinatos" a la hora de calcular y aplicar los beneficios penitenciarios para un asesinato que para múltiples.

El abogado del Estado Isaac Salama ha defendido ante los 17 jueces que integran la Gran Sala del Tribunal Europeo de Estrasburgo que el derecho español desde 1970 deja de forma "bien clara" que la redención de penas por trabajo es "exclusivamente" para permitir el "adelantamiento" de su puesta en libertad y ha dejado claro que en el caso de Inés del Río su condena "no se ha prolongado ni un sólo día la pena impuesta a la demandante" ni tampoco "el límite" de cumplimiento de la pena, de un máximo de 30 años.

Ha defendido que la sentencia de febrero de 2006 del Tribunal Supremo español, que estableció la doctrina Parot, dejó claro que "no podía darse el mismo tratamiento penitenciario" a quien comete un asesinato que múltiples y ha justificado el recurso de España contra la sentencia de la Tercera Sección para que la revoque la Gran Sala del tribunal porque "supone que un asesinato reciba el mismo tratamiento penitenciario que los 132" y además es "contraria" a su "reiterada jurisprudencia" que deja en manos de los Estados la competencia sobre beneficios penitenciarios.

Por ello, ha emplazado al Tribunal a responder "si ha decidido convertirse en juez" de cómo los Estados "aplican los permisos carcelarios" que son competencia de los Estados miembros según su jurisprudencia. "Si la respuesta es no, este caso está resuelto. No puede haber violación ni del artículo 7 ni del artículo 5", ha defendido Salama, recogía Europa Press.

Además, el abogado del Estado ha evocado sobre todo tres casos de jurisprudencia del propio Tribunal de Estrasburgo en los que respalda el "poder" de los Estados "para determinar su propia política penitenciaria", incluido el 'caso Kafkaris contra Chipre', donde el Tribunal europeo avaló en una sentencia de 2008 una reforma de la ley penitenciaria "aplicada de forma retroactiva" en el país mediterráneo, y que permitió cambiar una condena a 20 años a cadena perpetua dejando claro que "los cambios" no podían considerarse como "imposición de una pena más grave".

El abogado del Estado ha advertido además que la derogación de la doctrina Parot no sólo permitiría liberar a terroristas de ETA sino también "a los mayores delincuentes" condenados por violación y asesinato, entre los que ha citado al asesino de las niñas de Alcácer y el de G.R, condenado por 74 violaciones, casos que "siguen conmoviendo" en España. "Y así hasta 37 casos de los más peligrosos, sin cumplir sus penas y sin rehabilitar", ha advertido Salama.

Andrés Velázquez
[email protected]