Son la clave para la creación de empleo. Este tipo de compañías tienen menos de 10 trabajadores

 

Las pequeñas empresas (incluyendo micro y pequeñas) son la clave en la economía española. Ellas son las que generan empleo de verdad –no las grandes multinacionales- y por ello se han convertido en el centro de las ayudas por parte de PP y PSOE (o al menos de las promesas de ayudas).

Según un informe que ha presentado el Eurostat y que recoge el Instituto de Estudios Económicos (IEE), en nuestro país las micro-empresas (empresas que ocupan a entre una y nueve personas) componen el 93,1% del entramado empresarial del país, mientras que los otros tipos de negocios que componen las pymes, las pequeñas (entre 10 y 49 trabajadores) y medianas (entre 50 y 240 empleados) empresas, las primeras constituyen el 6% y las segunda, el 0'8%.

En el contexto de la Unión Europea, las pymes absorben el 66,7% del empleo, mientras que las grandes empresas lo hacen del 33,3% restante. De ahí la importancia también en España de proteger a las pymes (micro, pequeñas y medianas empresas), que son fundamentales para el tejido empresarial del país, y origen de la mayor cantidad de empleo.

Andrés Velázquez

[email protected]