Según lo que decidan sus padres, claro está

Lo dice una encuesta encargada por la Confederación Católica de Padres (CONCAPA): más del 78% de los españoles quieren que los niños reciban una educación religiosa y moral en las escuelas. Al final, parece que el concepto de libertad de enseñanza, entendido como que los padres decidan libremente la educación que quieren para sus hijos... también en el colegio.

Es decir, que los padres ven la escuela como un complemento de su labor como primeros e insustituibles formadores de sus hijos.

Lo sorprendente es que haya casi un 22% de padres que optan por el 'no' a la formación religiosa de sus hijos. Una de dos: o piensan que se la proporcionarán ellos en el hogar o piensan que no lo necesitan. Lo primero puede ser genial.

Mariano Tomas

[email protected]