The World Family Map 2013 es una iniciativa del grupo Child Trends, que tiene como objetivo analizar las tendencias de la vida familiar en todo el universo y estudiar cómo afectan al prosperidad y al adiestramiento de los menores de edad. Se trata de una amplia investigación que estudia a 45 países, que representan a todas los territorios del globo y a casi toda la población mundial.

En este "Mapa Mundial de la Familia" el mayor porcentaje de población adulta piensa que los críos precisan de un cobijo con una madre y un padre para prosperar gozosos: por ejemplo, el 65% de los canadienses, el 63% de los norteamericanos, el 70% de los australianos y el 91% de los sudafricanos, son de esta misma opinión.

Sobre la educación escolar los informes demuestran que los chavales que viven en familias con madre y padre, en países de medianos y altos ingresos, tienen más posibilidades de instruirse con éxito en los cursos escolares.

También tienen mayor capacidad intelectual que los críos que coexisten con uno o ninguno de sus progenitores. Estos corolarios han sido enfatizados por Andrea Mrozek en su último artículo difundido en MercatorNet. El nuevo informe pone de manifiesto que el fortalecimiento de la estirpe, concebida como una convivencia entre madre, padre e hijos, mejora el aprendizaje de los chiquillos, sin un mayor dispendio para el erario público.

La realidad es distinta en algunos pueblos de bajos ingresos, que en su mayoría son del hemisferio sur. En estos países, los críos en mansiones de un solo padre no pueden hacer bien sus estudios de secundaria.

Varias razones pueden explicar esta realidad. La familia puede recoger diversas apoyos de sus otros familiares próximos –en estas territorios abundan las familias extensas, que incluyen a los abuelos, tíos y primos–, o disponen de los recursos económicos del consorte que se desplazó al extranjero. En muchos países indigentes, la estructura familiar no es lo definitivo para el adiestramiento de los chavales. Se deben tener en cuenta otras dificultades que intervienen en los resultados educativos: falta de recursos económicos, ineptitud de las escuelas, dolencias o hambruna.

The World Family Map señala también una singularidad: las familias con madre y padre en los países de medianos y altos ingresos, que dan a los críos un mejor adiestramiento, son en la actualidad más quebradizos. Los Estados de bajos ingresos deben procurar y buscar estrategias para robustecer a las familias: cuentan con una familia amplia que puede aminorar en los chavales las secuelas de la monoparentalidad u orfandad (Fuente: Aceprensa).

Clemente Ferrer

[email protected]