Se libra de los recortes de Roussef, que no afectarán a infraestructuras

El anuncio de recortes de inversión por más de 22.000 millones de euros en Brasil hizo a algunas empresas españolas temer por su nueva situación. Todas las empresas ven en aquel país una importante inversión de futuro y las empresas españolas no son menos.

Así, la exposición a Brasil de Telefónica es del 19% sobre ventas y 15% sobre EBITDA, la del Santander es del 38% sobre margen de explotación,  el 12% del EBITDA de Iberdrola procede de Brasil, mientras la exposición de Repsol es del 1,2%  sobre EBITDA estimado para 2011. Finalmente, OHL se lleva la palma con un 45% de su EBITDA procedente de aquel país.

En todo caso, las compañías españolas más asentadas en Brasil pueden estar tranquilas. Por ejemplo, el Santander no tiene que temer impactos negativos, ya que el Gobierno brasileño se propone la lucha contra la inflación. Por lo que respecta a OHL, el plan de Roussef se propone no tocar ni el plan de inversiones sociales ni el Plan de Inversión en Crecimiento, que se refiere a las infraestructuras. Brasil continúa siendo un país por construir y con un enorme potencial de crecimiento.

Mariano Tomás

[email protected]