La buena noticia es la inflación, que pasará del 3% de media en 2011 al 1,4% en 2012 y al 0,9% en 2013

 

Hoy ha publicado la OCDE su informe semestral de perspectivas. En lo que respecta a España, un dato a destacar: la organización prevé un 23% de paro en 2012 por la reducción del empleo público para poder cumplir los objetivos de déficit, un dato malísimo que indica que el desempleo, lejos de disminuir, seguirá creciendo.

Por cierto: sobre el déficit público precisamente, la OCDE espera que España logre reducirlo al 6,2% del PIB en 2011: recordemos que la UE exige a España el objetivo de cerrar el año con un déficit del conjunto de los organismos públicos del 6% del PIB. Sin embargo, la OCDE prevé que España cumplirá el objetivo del déficit en 2012 del 4,4%; y del 3% en 2013.

En cuanto al crecimiento económico, la OCDE prevé que alcanzará el 0,7% en 2011: mientras que el Gobierno de Zapatero reconoció recientemente que creceremos al al 0,8%, tras insistir durante todo el año en que lo haríamos al 1,8%. ¿Y en 2012? Según la OCDE, creceremos un escaso 0,3% (la UE había previsto un 0,7%). Sin embargo, para 2013 el informe anticipa una tímida recuperación del PIB del 1,3%.

La buena noticia es la inflación, que según la OCDE, pasará del 3 % de media en 2011 al 1,4% en 2012 y al 0,9% en 2013.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]