• Egipto: condenados a muerte 529 seguidores de los Hermanos Musulmanes por matar a un mando policial.
  • Arabia Saudí: arrestados varios "terroristas" vinculados con el ataque contra dos diplomáticos alemanes en enero. 
En los últimos tiempos, la Primavera árabe está derivando en un ajuste de cuentas con los radicales que en gran medida la pusieron en marcha. En Egipto, por ejemplo, un tribunal ha condenado a muerte a 529 seguidores del movimiento islamista radical de los Hermanos Musulmanes por cargos relacionados con el asesinato del 'número dos' de la comisaría del distrito de Matay en Minya, una ciudad del centro del país, durante los altercados posteriores al desalojo del campamento de protesta de Rabaa en El Cairo en agosto de 2013, según ha informado el diario estatal 'Al Ahram'.

Por otra parte, en Arabia Saudí, el Ministerio del Interior ha anunciado el arresto de varios "terroristas" presuntamente vinculados con el ataque ejecutado en enero contra dos diplomáticos alemanes en la localidad de Awamiya (este), del que ambos escaparon ilesos.

Awamiya, así como otras partes de la región de Qatif, han sido escenario de violencia desde las revueltas de 2011. Unas revueltas que desde entonces teme la Monarquía saudí, y por eso ha decidido tomar cartas en el asunto para que la Primavera árabe no se les vaya de las manos...

Y es que el poder es el poder, por mucho que los revolucionarios puedan coincidir en algunas ideas...

Andrés Velázquez
[email protected]