• "No llaméis golpe de Estado a lo de Egipto, sólo lo llama así la propaganda de Hermanos Musulmanes", aclara. "Este gobierno no ha hecho nada; los servicios son cada vez más escasos, no hay trabajo", añade.
  • Asegura que con el régimen islamista, "los cristianos están en peligro, pero como todos los egipcios, pues los Hermanos son violentos con todos".
  • Mientras, los Hermanos Musulmanes convocan protestas para hoy contra el nuevo Gobierno de Egipto.
En Egipto, el movimiento islamista ha convocado manifestaciones masivas para este viernes con el objetivo de expresar su rechazo frontal al nuevo Gobierno interino designado tras el golpe de Estado que acabó el 3 de julio con el mandato del anterior presidente, el islamista Mohamed Mursi.

Qué mejor que acudir a los que viven allí para preguntarles cómo esta la situación en el país. El padre Milad Sidkhy Zakhary, sacerdote católico lazarista, egipcio y profesor del Instituto Católico de Ciencias Religiosas de El Cairo explica en una entrevista en OasisCenter.eu  -recogida por Religión en Libertad-  que el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi en Egipto no puede er llamado golpe de estado: "No lo llaméis golpe de estado. No es verdad, lo que ha sucedido en Egipto no es un golpe de estado. Lo llama así sólo quien se deja convencer por la propaganda de los Hermanos Musulmanes, que quieren disminuir, incluso con las palabras, el alcance de lo que ha sucedido. Pero basta con pensar un instante: ¿cómo podría el ejército lograr que salieran a la calle 33 millones de egipcios, jóvenes, viejos, mujeres y niños No puede hacerlo, no tiene capacidad para ello".

Sidkhy Zakhary otorga, pues, todo el protagonismo de la rebelión al pueblo egipcio: "El pueblo se ha movilizado y ha dicho basta. Al cumplirse un año de la Presidencia Mursi, el pueblo ha decidido: este presidente no puede gobernar ni un día más. Y ha salido a la calle para decirlo. Nunca se había visto en la historia mundial una manifestación tan multitudinaria, y ha tenido lugar precisamente aquí, en El Cairo. Solo aquellos que querrían perpetuar el poder de Mursi, que aseguraba todos los cargos importantes a los miembros de la Hermandad, tratan de pintar lo sucedido como un golpe de estado, como un acto ilegítimo contra un presidente elegido democráticamente".

Las causas del cambio de opinión del pueblo egipcio, que votó democráticamente a Mursi, son que "todo lo que ha hecho ha sido en interés de los suyos. Hacía política a favor de sus amigos, no de Egipto". Y que "en un año no ha hecho nada, nada de nada, por el bien del país". Pone como ejemplo, "la electricidad: con Mursi no estaba asegurada todo el día. Hoy sí, hay a todas horas. ¿Cómo se explica Porque antes Mursi tenía que asegurarla a sus amigos, a los palestinos de Gaza, mientras que el pueblo egipcio sufría. Este gobierno no ha hecho nada. Los servicios son cada vez más escasos, no hay trabajo. El pueblo se ha rebelado contra esta situación".

Preguntado por la situación de los cristianos con los Hermanos Musulmanes y con Mursi, responde: "Los cristianos no pueden tener un presidente peor que Mursi. En los próximos meses se verá si la nueva constitución puede mejorar la condición de los cristianos. Ahora los cristianos tienen un papel importante y participan con el pueblo en la construcción del nuevo Egipto. Hay incidentes y también los cristianos están en peligro, pero como todos los egipcios, pues los Hermanos son violentos con todos".

José Ángel Gutiérrez

[email protected]