En otro caso, el tribunal dictó condena a muerte para 37 personas y cadena perpetua para otras 491 por su implicación en actos violentosMano dura, demasiado dura, de la justicia egipcia con los islamistas radicales. Un juez egipcio ha condenado a muerte al guía supremo de Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y a otros 720  miembros y simpatizantes del movimiento islamista egipcio, acusados por un ataque contra una comisaria registrado en 2013, informa Efe. El mismo tribunal ha conmutado la pena de muerte impuesta en marzo a otros 529 acusados por cadena perpetua.

En otro caso, el presidente del tribunal, el juez Said Yusef, dictó condena a muerte firme para 37 personas y cadena perpetua para otras 491 por su implicación en actos violentos.

Los dos "macrojuicios" de este lunes en Minia, que afectan a 1.229 supuestos seguidores de los Hermanos, de los que solo 267 están arrestados, se desarrollaron bajo estrictas medidas de seguridad, con los accesos cortados al tribunal y una fuerte presencia militar.

La peligrosidad de los Hermanos Musulmanes en cuanto al no respeto a las libertades es clara. Pero la condena a pena de muerte, en pleno siglo XXI, no tiene sentido.

Andrés Velázquez
[email protected]