Ha colocado 4.614 millones en bonos y obligaciones cuando el objetivo eran 4.500Cabría decir eso de que el Tesoro está que se sale. Este jueves ha colocado 4.614 millones en bonos y obligaciones -el objetivo máximo de 4.500 millones- y además a precios más bajos, al igual que el martes pasado. Sólo que en esta ocasión, la deuda era a más largo plazo. Además, la demanda alcanzó los 10.862 millones de euros.

Concretamente, en bonos a 3 años con cupón del 4%, el Tesoro adjudicó 1.637 millones de euros con una rentabilidad marginal del 3,266% frente al 3,774% de la anterior emisión del pasado 6 de septiembre. En bonos a 4 años con cupón del 4,25%, el Tesoro adjudicó 1.464 millones de euros con una rentabilidad marginal del 3,999% frente al 4,694% de la anterior emisión del pasado 6 de septiembre. Finalmente, en obligaciones a 10 años con cupón del 5,85%, el Tesoro adjudicó 1.513 millones de euros con una rentabilidad marginal del 5,468 por ciento frente al 5,70 por ciento de la anterior emisión del pasado 20 de septiembre.
Cuando estas líneas se escriben la prima de riesgo española se sitúa en los 377 puntos, por debajo de los 400 de las últimas semanas, algo insólito. Para muchos analistas, la razón es que los mercados descuentan la ayuda a España. Y eso a pesar de las rebajas de calificación de Standard & Poor's casi al nivel de bono basura y tras la no devaluación de la calificación por parte de Moody's de la deuda española.

¿Efecto rescate? O mejor aún: ¿efecto rescate 'virtual'?

Andrés Velázquez
[email protected]