La demanda ha superado los 8.300 millones en bonos y obligacionesEl Tesoro Público del Reino de España pretendía captar hoy entre 3.000 y 4.000 millones en bonos y obligaciones. Y ha conseguido vender 3.992, con una demanda que ha superado los 8.300 millones.

Lo mejor: que lo ha hecho a un menor interés. En concreto, el Tesoro ha colocado 1.284,75 millones en bonos con cupón 3,30% y vida hasta el 31 de octubre de 2014 y ha rebajado los intereses casi dos puntos respecto a julio, ya que la rentabilidad media ha pasado del 5,204% al 3,282%, mientras que el interés marginal ha pasado del 5,302% al 3,391%.

Además, el Tesoro ha emitido 710,42 millones en obligaciones con cupón 5,50% y vencimiento a 30 de julio de 2017; con una rentabilidad casi dos puntos inferior a la de la anterior ocasión (julio). Así, el interés medio ha pasado del 6,459% al 4,766%, mientras que el marginal se ha quedado en el 4,828% desde el 6,543% anterior.

La oveja negra ha estado en el tercer bono subastado este jueves, con cupón 3,75% y vencimiento a 31 de octubre de 2015, donde el Tesoro ha subido el interés respecto a la última vez que se emitió (20 de septiembre): ha colocado en este papel 1.997 millones con una rentabilidad que ha subido ligeramente al pasar del 3,845% al 3,956% en el caso del tipo medio, y del 3,919% al 4,028% en el interés marginal.

Se trataba de la primera subasta tras la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 y los resultados de la consultora Oliver Wyman, que arrojan unas necesidades de capital del sistema financiero próximas a los 60.000 millones.

Y también, una subasta marcada por el más que previsible rescate global a España, que, eso sí, no se sabe cómo va a ser... ¿Los inversores prevén ya un efecto rescate y por eso han exigido menos intereses a la deuda española?

En cualquier caso, el Tesoro tiene que afrontar vencimientos que superan los 26.000 millones de euros este mes de octubre en cuatro subastas: dos de letras, una de bonos y una de obligaciones. Veremos cómo se comportan los intereses.

Cuando estas líneas se escriben, la prima de riesgo española se sitúa en los 440 puntos y una rentabilidad del 5,86%, a todas luces insostenible, y llevamos ya meses. Por eso, el rescate está a la vuelta de la esquina.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]