• Corea del Norte mueve misiles para obstaculizar las labores de Inteligencia.
  • Corea del Sur dice que Corea del Norte podría lanzar "en cualquier momento" un misil balístico.
  • Ángel Tafalla: "La represalia (de EEUU) no tendría que ser necesariamente nuclear aunque se obtuvieran pruebas de que los misiles atacantes sí lo eran", argumenta en Atenea Digital.
  • "Claro que, si se falla al interceptar algún misil y estalla una bomba nuclear sobre Corea de Sur, Japón, Okinawa, Guam o donde sea, me temo que el presidente Obama, o cualquier sucesor suyo, decidiría una represalia nuclear", concluye.
Continúa el conflicto provocado por Corea del Norte, hasta ahora solo verbal, contra Corea del Sur y EEUU, a los que ha amenazado con misiles nucleares. Recordemos que en las últimas semanas, el Gobierno de Kim Jong Un ha declarado el "estado de guerra" en la península coreana y ha amenazado con atacar las bases militares que Estados Unidos posee en las islas de Hawai y Guam y en Japón.

Lo último es que Corea del Norte ha movido varios misiles balísticos en su costa oriental para obstaculizar la labor de Inteligencia de Corea del Sur y Estados Unidos, ante la inminencia de un nuevo lanzamiento, según han informado varias fuentes a la agencia de noticias Yonhap. Además, el ministro de Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung Se, ha confirmado hoy que Corea del Norte podría lanzar "en cualquier momento" un misil 'Musudan', de alcance medio -entre 3.000 y 4.000 kilómetros- desde su costa oriental.

¿Qué puede hacer EEUU ante un supuesto ataque nuclear norcoreano Surge aquí la hipótesis de una 'guerra nuclear controlada'. Algo así es lo que explica el militar Ángel Tafalla (en la imagen) -aunque no con ese nombre- en un artículo en Atenea Digital, ante un supuesto de interceptación y destrucción de misiles en vuelo: "La incipiente capacidad antibalística (ABMD) de los EEUU y Japón ofrece una nueva e interesante posibilidad contra naciones -tales como Corea del Norte o Irán- con un limitado inventario de misiles balisticos con -hipotéticas- cabezas de destrucción masiva.

Supongamos que se logra interceptar y destruir en vuelo todos -los pocos disponibles- los misiles atacantes de este tipo. La represalia no tendría que ser necesariamente nuclear aunque se obtuvieran pruebas de que los misiles atacantes sí lo eran. La respuesta podría ser muy severa, pero no nuclear necesariamente, rompiendo así el terrible circulo de la MAD que nos ha hechizado durante tantos años. Claro que, si se falla al interceptar algún misil y estalla una bomba nuclear sobre Corea de Sur, Japón, Okinawa, Guam o donde sea, me temo que el presidente Obama, o cualquier sucesor suyo, decidiría una represalia nuclear".

Andrés Velázquez
[email protected]