• El caso del ex trabajador de la CIA reaviva el debate privacidad versus seguridad.
  • La Administración Obama espera que Rusia  -donde se encuentra ahora Snowden-  le extradite.
  • El extrabajador de la CIA ha pedido asilo a la embajada de Ecuador en Rusia, aunque el Gobierno de Correa aún no ha decidido.
  • Y todo ello en medio del escándalo de espionaje masivo telefónico y por internet del Gobierno de EEUU.
El asunto del extrabajador de la CIA Edward Snowden (en la imagen), que ha desvelado información clasificada estadounidense, se enreda. EEUU quiere a cualquier precio detenerle para juzgarle, acusándole de robo y revelación de secretos tras denunciar el espionaje electrónico masivo de Estados Unidos y Reino Unido.

Pero los países afectados por el contencioso no están por la labor. Por ejemplo, Hong Kong, que no le ha detenido y ha permitido que viaje a Rusia. Y en Rusia, tampoco ha sido detenido Edward Snowden. La actitud de estos dos países no ha gustado nada a la administración estadounidense. Aunque la Casa Blanca confía en que el Gobierno ruso estudie "todas las opciones disponibles" para extraditarle.

Y el tercero en discordia es Ecuador, país al que se ha dirigido Snowden a su llegada a Moscú -reuniéndose con el embajador en Rusia- para pedir asilo político. Recordemos que otro revelador de secretos oficiales, el responsable de Wikileaks, Julian Assange, está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

No obstante, el Gobierno de Ecuador todavía no ha tomado una decisión, según ha confirmado el ministro de Asuntos Exteriores, Ricardo Patiño. "Puedo confirmar que hemos recibido la petición de asilo de Snowden. Tomaremos una decisión al respecto. La estamos analizando con mucha responsabilidad", ha declarado Patiño.

Esta noticia se contextualiza en los recientes casos de espionaje telefónico y en internet desvelados recientemente y por los que se está viendo afectada la popularidad de Obama.

Porque a nadie le hace gracia que le espíen y atenten contra su privacidad, aunque sea con la excusa de la seguridad nacional. ¿Hasta dónde puede llegar un Estado para defender a sus ciudadanos, ¿puede vulnerar derechos fundamentales, como el de la intimidad, priorizando el deber de velar por su seguridad Lo que ha hecho Snowden es denunciar el espionaje electrónico masivo de Estados Unidos y Reino Unido.

En cualquier caso, el debate privacidad-seguridad sigue abierto y avivado por el caso de Snowden...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]