El principal problema de la subasta: el 20% no asegura el control

 

La canciller alemana Angela Merkel presiona al Gobierno portugués para que la eléctrica germana E.ON se haga con el 20% de la portuguesa EDP, en trance de privatización. Lo cuenta Capital Madrid, en su última edición.

Sin embargo, el gigante eléctrico chino de las tres gargantas del río Yangtsé -Three Gorges Corporation- es el que cuenta con más posibilidades de hacerse con EDP, presente en España, tras su adquisición de Hidrocantábrico.

Y por encima de E.ON también figura la oferta de Electrobrás, la eléctrica brasileña que quiere hacerse, no sólo con el mercado portugués y parte del español, sino también con los activos de los portugueses en Brasil.

El problema de esta privatización es que el 20% que se subasta no asegura el control de la eléctrica, un proceso similar, muy portugués, la que le ocurrió a Iberdrola en la propia EDP o a Telefónica con Portugal Telecom.

En cualquier caso, Merkel manda mucho en Portugal... y en toda Europa.

Miriam Prat

[email protected]