• La venta de los activos en nuestro país, que adelantó Hispanidad, se enmarca en un plan más amplio de desinversiones en el sur de Europa.
  • El gigante alemán buscaba desde hace tiempo una salida sin perdidas: los activos cedidos por Acciona y Endesa le aportaban poco.
  • También le han perjudicado entrada de las renovables, la caída de la demanda y la reforma de Soria para atajar el déficit de tarifa.

Hispanidad ya lo adelantó: la compañía alemana E.ON buscaba desde hace tiempo una salida de España, pero sin pérdidas. Y ahora se confirma: la eléctrica ha contratado a Citi como asesor para la venta de sus activos en nuestro país y, de paso, reducir también su exposición a los mercados del sur de Europa. Además, en diciembre, el semanario 'Der Spiegel' ya adelantaba que los países con mayor interés para E.ON eran Rusia, Suecia, Reino Unido y la propia Alemania, y que en su tablero de juego se quedaban atrás Francia, Italia y España.

El balance del período en nuestro país de E.ON -que España dirige Miguel Antoñanzas (en la imagen)-, no es bueno. En 2006 intentó hacerse con Endesa y le salió mal: la española quedó en manos de Acciona y de la pública italiana Enel. Tras el fiasco, compró activos por varios miles de millones. Dos años más tarde, en 2008, se hicieron con Electra del Viesgo, en manos de Enel y compararon las centrales de Los Barrios y Tarragona. Y todo eso es lo que ahora quieren venden porque no aportan nada al gigante alemán.

La salida de E.ON de España se enmarca en el proceso de venta de algunos de sus activos de carbón y gas de bajo rendimiento, que han sido perjudicados por la mayor entrada de renovables, la caída de la demanda en Europa y la reforma energética del ministro de Industria, José Manuel Soria, para atajar el déficit de tarifa.

Los analistas y los bancos estiman que el valor de los activos de E.ON en España oscila entre 800 y 1.200 millones, según venda en conjunto o por separado. En total, dispone de 1.200 empleados y 3.200 megavatios.

El proceso de venta puede alargar más de un año y entre los candidatos a comprar estarían firmas de inversión especializadas en energía, como ContourGlobal, First Reserve y Riverstone.

Andrés Velázquez

[email protected]