Ha muerto el "reality show" Operación Triunfo por falta de audiencia. Era el programa más caro: "costaba más que cualquier capítulo de una serie".

La telebasura llegó de la mano de Gran Hermano, un inicuo "reality show" donde una tropa de concursantes cohabitan en una mansión, incomunicados y con filmadoras observándolos las 24 horas del día. Deberán eclipsar las destituciones que la audiencia sentencie y así lograr la recompensa final. El programa televisivo fue creado por el neerlandés John de Mol y fue transmitido, por primera vez en Holanda en el año 1999, siendo más tarde adaptado en más de 70 países. Con este programa llegaba la soez y vejatoria televisión basura.
Las idiosincrasias de la cultura gitana y su fastuosidad en las bodas han logrado transformarse, en el Reino Unido, en un increíble acontecimiento televisivo que arrasa todas las audiencias. Se trata de un documental tipo "reality show" titulado "Mi big fat gypsy wedding" que emite Chanel 4. El primer episodio fue visionado por 7,4 millones de telespectadores y alcanzó un 24% del "share".
Por otra parte, la cadena británica BBC ha sufrido una oleada de protestas por un capítulo de una de sus series representativas: "EastEnders", en el que una de las actrices pretende canjear, a su pequeñuelo difunto, por otro vivaracho.
También, el "reality Show" denominado La Casa de Cristal, intenta que cohabiten dos personas en un cuchitril de 18 metros cuadrados, durante 33 días y al atisbo de todo el mundo, transeúntes y telespectadores. En Hispanoamérica obtuvo un gran éxito este programa en el que aflora la venida al mundo de una criatura en el propio habitáculo. En la República Dominicana alcanzó una audiencia de 8 millones de telespectadores, en una televisión por cable.
La cruda morbosidad se ha convertido en el pilar de muchos programas. Son contenidos banales y ordinarios que están en la frontera de lo éticamente permisible. La telebasura es un problema más grave que el terrorismo o las drogas ya que destruye la vida trascendente del ser humano.
Clemente Ferrer
[email protected]