Según el Banco de España, al cierre de 2011 también había disminuido un 6% el saldo de los depósitos de los españoles

Según datos del Banco de España, pertenecientes a la memoria de supervisión bancaria, los extranjeros retiraron un 25% de sus depósitos en nuestro país. Al cierre del 2011 el saldo era de aproximadamente 80.500 millones de euros, 27.813 millones menos que en el año 2010. Una cuarta parte del dinero depositado en entidades financieras por sociedades o particulares no residentes en España ha emigrado en busca de otros destinos.

En cuanto a la clientela nacional, el saldo de los depósitos ha diminuido un 6% al cierre del 2011, con un descenso líquido de 97.300 millones de euros.

El Banco de España atribuye la fuga de los depósitos extranjeros al incremento de las tensiones financieras asociadas a la crisis soberana de la zona euro, cuya intensidad ha sido superior a la padecida por otros países.

Andrés Velázquez
[email protected]