El 12 de agosto fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el día internacional de la juventud, mediante Resolución 54/120 del año 1999, cumpliendo con la recomendación de la Conferencia Mundial de Ministros de Asuntos de la Juventud, realizada un año antes.

Ya en 1995 la Organización de las Naciones Unidas había aprobado el PAMJ (Programa de Acción Mundial para los Jóvenes).

Cada día internacional de la juventud sanciona los compromisos concretados en ese programa. Los objetivos siempre tratan de aumentar el conocimiento que se tiene sobre la situación internacional de la juventud y la aceptación de sus necesidades y aspiraciones; para salvaguardar el bien más preciado de una sociedad: la juventud.

El día internacional de la juventud es la fecha en la que se deben crear normas internacionales que acrecienten y fortalezcan los derechos de la juventud.

El lema de este año, «Construyendo un mundo mejor: Asociándonos con los jóvenes», es un llamamiento universal a constituir asociaciones con los jóvenes para su ayuda y a participar en las mismas.

Hoy los jóvenes encaran urgentes desafíos mundiales; las elevadas tasas de desempleo, condiciones de trabajo vulnerables y marginación respecto de los procesos de toma de decisiones. Las asociaciones pueden ayudar a agrandar las oportunidades de éxito.

La realidad nos indica que existen más de doscientos millones de jóvenes viviendo en la pobreza, ciento treinta millones analfabetos, ochenta y ocho millones desempleados y diez millones enfermos de VIH/SIDA.

El día internacional de la juventud es una buena oportunidad para ejecutar el reconocimiento de esta realidad y buscar las oportunas soluciones. La violencia, la delincuencia, la drogadicción y el abuso sexual, son algunos de los problemas que asolan a los más vulnerables de una sociedad: los jóvenes. El 18% de la población mundial de jóvenes vive con menos de un dólar diario y un 30% existe con dos dólares, esto es un total de 800 millones de jóvenes. El día internacional de la juventud es el día de la lucha contra la desigualdad y la explotación.

Las ayudas van desde el apoyo empresarial a los jóvenes emprendedores a las iniciativas gubernamentales para entablar un diálogo con los jóvenes sobre cuestiones que les preocupan a los mismos.

"La juventud ama el honor y la victoria más que el dinero. En realidad, apenas se preocupa de éste, porque todavía no ha aprendido lo que significa carecer de él." Afirma Aristóteles.

Clemente Ferrer
[email protected]