Se aproxima el Día de la Hispanidad, 12 de octubre, Fiesta Nacional de España y Festividad de la Virgen del Pilar. Por cierto, un paréntesis. Muy bueno lo del gran comecuras de Izquierda Unida, su señoría Joan Josep Nuet (en la imagen), quien acaba de usar a la patrona de Aragón y de la Guardia Civil -y también de la Hispanidad, como instrumento de finísima ironía para su demagógico comunicado y posterior rueda de prensa sobre los Presupuestos Generales del Estado. Y es que Nuet es el responsable de quema de templos -perdón, Asuntos Religiosos- entre los comunistas españoles del señor Cayo Lara y lleva toda la legislatura insultando a la Iglesia. El ilustrado Nuet se despidió de los periodistas parlamentarios de la siguiente guisa: "Pues si no hay preguntas os dejo con la Virgen del Pilar": ¿A qué es gracioso el chavalote?

Pues bien, decíamos que la Hispanidad, la mayor y mejor obra de España en su historia, se ha convertido en objetivo prioritario del Nuevo Orden Mundial y, en concreto, para los mercaderes de la muerte, empeñados en que el aborto sea obligatorio en todo el mundo hispano. Como explicamos en esta misma edición, ahora mismo hay tres escenarios en los que se pelea por la vida del no nacido: Costa Rica (y por ser un hecho jurídico en toda la Hispanidad), Uruguay y Argentina.

Sé que en materia de aborto los españoles no podemos dar lecciones pero oiga, defender la vida en el mundo hispano es hoy una de las batallas políticas más hermosas que se puedan dar. Y, de paso, liberar al mundo hispano del chantaje del NOM: o aborto obligatorio o asfixia económica.

Eulogio López

[email protected]