El Tribunal considera que el contrato era nulo por vicio de error del consentimientoYa se podían haber hecho las cosas así antes 'de la crisis'. El juzgado de Primera Instancia número 4 de Torrejón de Ardoz (Madrid) ha declarado nulo el contrato firmado entre la entidad Deutsche Bank y dos de sus clientes para la adquisición del producto financiero de riesgo BONO BEI, al considerar que no es un producto apropiado al perfil inversor de dichos clientes.

El Tribunal ha considerado que el contrato era nulo por vicio de error del consentimiento, quedando probado que los demandantes no conocían elementos esenciales del producto que contrataban.

Por ello, el juez ha obligado a la entidad financiera a la devolución recíproca de las cantidades gestionadas, según ha informado este lunes el despacho de abogados Espacio Legal.

Lo dicho: si se hubiera actuado antes así, no hubiera habido 'preferentes', etc. Pero la pregunta es: ¿Volvemos a las andadas

Andrés Velázquez
[email protected]