• El ministro de Hacienda impone el modelo inglés del 'cafe para todos'; es decir, que todos los clubes cobren lo mismo por la retransmisión de los partidos de Liga.
  • Montoro se inmiscuye en un asunto de Wert, pero por un potente motivo: quiere cobrar los 800 millones que le deben los equipos de fútbol, sobre todo pequeños y medianos.
  • El presidente merengue Florentino Pérez pierde así su batalla, ya que presumía de haber detenido el decreto.
  • La norma se aprobará a finales de año y entrará en vigor para la temporada 2016/2017, pero habrá dos años de transición.
  • Por su parte, el concurso de licitación pública, hasta ahora en manos de Mediapro, será coordinado por el presidente de la LFP, Javier Tebas, con las condiciones del Gobierno.

Parece que la batalla por los derechos del fútbol de la Liga española tiene ya un final escrito, pues el decreto que el presidente del club merengue, Florentino Pérez, presumía de haber detenido, se vuelve a poner en marcha. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro (en la imagen), ha tomado cartas en el asunto, dando así un varapalo al Real Madrid y al Barça.

¿Cómo Pues el titular de las arcas públicas impone el modeló inglés de café para todos, es decir, que todos los clubes de fútbol cobren lo mismo por la retransmisión de los partidos de Liga. La Champions es otro tema. En definitiva, España tendrá el mismo sistema que la Premier League, donde el Manchester United cobra lo mismo que el Southampton, por lo que Madrid y Barça recibirán lo mismo que el Levante.

Esto no es ninguna tontería, pues hasta ahora el club merengue y el culé se repartían la mitad del pastel de los derechos del fútbol, pues se llevaban 151 y 152 millones de euros por temporada respectivamente. Pero con el decreto en cuestión no sólo aumentará el número de comensales a la mesa, sino también la tarta, ya que los derechos pasarán de 700 millones a 1.000 millones de euros por temporada

Volvamos a Montoro. Su intromisión en un asunto del titular de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, no se debe a otra cosa que a cuestión de dinero. Pues el ministro de Hacienda quiere cobrar los 800 millones que le deben los equipos de fútbol, sobre todo los pequeños y medianos, ya que los grandes normalmente pagan sus impuestos, salvo en el caso de algún conocido fichaje, como el de Neymar. De esta manera, la batuta está en la manos de Wert, pero presiona Montoro, y Florentino pierde así su batalla, ya que presumía de haber paralizado el asunto.

El decreto en cuestión, a pesar de las presiones recibidas, que no han sido pocas, se aprobará a finales de año y entrará en vigor para la temporada 2016/2017. Sin embargo habrá dos años de transición, lo que supone una pequeña cesión ante los grandes clubes.

Por su parte, el concurso de licitación pública para retransmitir los partidos de Liga, que hasta ahora estaba en manos de Mediapro, será coordinado por el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, pero con las condiciones del Gobierno. Telefónica puja con Al Jazeera por comprar los derechos, como contó Hispanidad, aunque la española pretende que sólo puedan adquirirlos las operadoras de telecomunicaciones y no los canales de televisión. Algo que puede no hacer demasiada gracia a Mediaset o a Atresmedia.

Cristina Martín

[email protected]