En concreto, ha colocado 3.982 millones de euros en letras a 3 y 6 meses, de los 4.000 previstosEl Tesoro Público ha colocado hoy 3.982 millones de euros en letras a 3 y 6 meses, sólo ligeramente por debajo del importe máximo previsto -4.000 millones-. Aunque, eso sí, ha tenido que subir el interés de ambas emisiones al 1,25% y al 2,3%, el más alto desde el pasado mes de julio. No obstante, la demanda de las entidades ha sido de 9.337 millones de euros, que no está mal.

En concreto, ha colocado 1.398,91 millones de euros a tres meses, con una rentabilidad del 1,25%, por encima del 0,988% anterior y el más elevado desde julio, y otros 2.583,62 millones al 2,3%, también por encima del 2,1% precedente y de nuevo el más elevado desde haces dos meses.

Recordemos que en la última subasta, de bonos a 3 y 10 años, hubo que subir también el interés a 3 años, aunque el del bono a 10 bajó -pero muy poco- y se colocaron algo más de 800 millones de euros, una cantidad también baja. 

Y eso que se trata de la tercera subasta después de que el Banco Central Europeo (BCE) anunciara su intención de comprar deuda soberana en el mercado secundario. Imaginemos que no hubiera dicho nada... ¿Cuánto habrían subido los intereses de la deuda? Quizá el problema es que el BCE suma ya veintiocho semanas consecutivas sin comprar deuda. No obstante, en las otras dos subastas los intereses sí bajaron.

Cuando se escriben estas líneas, la prima de riesgo española se sitúa en los 423 puntos y una rentabilidad, bestial, del 5,75% frente al 1,52% del bono a diez años alemán. Injusto a todas luces. Pero llevamos así...

Andrés Velázquez

[email protected]panidad.com