• Y ojo, porque 1.112 millones corresponden a "desajustes adicionales" no previstos, según la CNMC.
  • La culpa la tienen la caída de la demanda (588 millones) y las subvenciones a las renovables (699 millones).
  • El déficit de tarifa del gas, aunque muy inferior, sigue los pasos del eléctrico y aumenta un 34% respecto a 2013. Ya es de 746 millones de euros.

El junio de este año, el ministro de Industria, José Manuel Soria (en la imagen), aseguró que el déficit de tarifa en 2014 se situaría en un entorno "muy cercano a cero", siempre y cuando la evolución del sector fuera la misma durante la segunda mitad del año.

Pues va a ser que no. Parece que el sector se ha dado la vuelta o que el ministro calculó mal. Según ha informado este viernes la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el déficit de tarifa durante los primeros nueve meses del año ascendió a 3.589 millones de euros. Como se ve, bien lejos de cero.

De esos 3.589 millones, 2.476 millones estaban previstos a principios de año, pero el resto, 1.112 millones, corresponden a "desajustes adicionales", esto es, no contemplados inicialmente. El asunto tiene su importancia. Estamos hablando de más de 1.000 millones de euros de desfase imprevisto sobre el desfase previsto.

La culpa, siempre según la CNMC, la tienen la menor demanda -ha caído un 2,1%-, que ha provocado un agujero de 588 millones de euros, y las subvenciones a las renovables, que han supuesto 699 millones de euros más de lo previsto. Es cierto que en 2013, esas subvenciones fueron de 892 millones, pero aún así, se antoja mucho desfase imprevisto.

Y ojo, porque el déficit de tarifa del gas, aunque es muy inferior al eléctrico, sigue los pasos de éste. De enero a septiembre aumentó un 34% respecto al de 2013. Ya es de 746 millones de euros.

Miriam Prat

[email protected]