Primera aclaración: por Familia Real (últimamente una familia bastante irreal) (en la imagen) entendemos el Rey y la Reina consorte y los infantes, sean o no herederos al trono.

El Rey tiene tres hijos, el heredero, Felipe de Borbón, y dos infantas: doña Elena y doña Cristina. Mi opinión es que ninguno de ellos debería trabajar en otra cosa que en representar a España. Y les aseguro que pueden tener la agenda repleta con semejante cometido.

Incluso creo que sus consortes también deberían estar sometidos a restricciones profesionales. Lo está la futura reina consorte, doña Letizia Ortiz, y deberían estarlo los consortes de las dos infantas. No es este el momento de juzgar a Urdangarín o al ex, Marichalar, pero es evidente que ni uno ni otro -insisto, ni les defiendo ni les condeno- pueden, por mucho que intenten evitarlo -y a veces no lo evitan- desprenderse de su identidad. Aunque Urdangarín no pretendiera ganar dinero, exhibiendo su condición de pariente del Rey, su profesión estará marcada por esa condición, porque nadie puede dejar de ser quién es.

Así que queda muy bonito eso de que todo el mundo se gane la vida con el sudor de su frente pero hay gente que no puede evitar que le paguen por no sudar... ni aun cuando no lo pretenda.

Y por cierto, no trabajar, ¿es un privilegio de una infanta de España o de su esposo trabajar en Mapfre o en La Caixa Pienso que no. ¿Lo es no trabajar en otra cosa que en representar a su país acompañando a su cónyuge Me temo que tampoco. Incluso dedicarse en exclusiva a La Zarzuela puede resultar muy sacrificado y poco remunerado.

Eulogio López

[email protected]