Lo necesario es reducir la estructura del Estado

 

Las elecciones autonómicas ponen en un brete al líder popular. Nadie quiere decir lo que se tiene que hacer por miedo a perder lo obtenido.

Estos días uno de los temas de las tertulias políticas ha sido el endeudamiento de las Comunidades Autónomas. En un momento en que el gasto público se tiene que minimizar para reducir así el déficit público, el papel que suponen las comunidades se ha puesto en entredicho. Todo el mundo sabe que hay que reducir su peso y su papel, pero nadie quiere meter mano en el asunto. Y es que nadie quiere perderla.

El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha afirmado este lunes que hay que modificar la ley de Estabilidad Presupuestaria y ponerle un techo de gasto y de endeudamiento a las autonomías, aunque no modificaría el Estado de las autonomías. Pero en el fondo pide algo que ya existe. Murcia y Castilla-La Mancha, por ejemplo, no podrán emitir deuda pública mientras no regresan a la senda de la consolidación fiscal.

Eso significa que el techo ya existe. Pero el problema continúa. Eso también es cierto. Y la manera de resolverlo no es ésa. El camino es simplificar la burocracia, evitando que para un mismo permiso haya que recurrir a tres instancias distintas (local, autonómica y estatal), reducir el número de funcionarios, los gastos de mantenimiento, las subvenciones públicas Pero claro, clamar por este tipo de recortes, meses antes de unas elecciones autonómicas, no es nada bueno para las previsiones de votos. Y lo mejor es afirmar algo melifluo, no querer meter el bisturí para extirpar el cáncer y ofrecer simplemente paracetamol para que no sufra, pero no se dé cuenta de que se está muriendo. Y mientras no se digan las cosas claras para evitar quedar mal, seguirá predominando lo políticamente correcto. Y así, aunque se vea que el sistema de las autonomías que existe actualmente es un agujero negro económico, se endulzará el discurso porque no se quiere perder el poder allí donde se gobernó autonómicamente.

Juan María Piñero

[email protected]