Concedo que el bikini de la ministra de Sanidad, Leire Pajín pueda herir la sensibilidad del espectador, pero no creo que el primer partido de la oposición, el PP, deba armar una bronca parlamentaria para saber si la ministra debió ir a Menorca un fin de semana y si pagó lo que debía pagar.

Porque eso no es lo peor que hace doña Leire. Doña Leire está fomentando el aborto y la abortiva PDD. Doña Leire está promulgando una ley de Igualdad de Trato que constituye el instrumento más liberticida del Zapaterismo, ahora que se despide el líder. Doña Leire promociona y financia el lobby radial feminista con dinero de todos y doña Leire, cuando no tiene otra cosa que hacer, se dedica a lanzar campañas alarmistas sobre el atún mercurial (¿O era el bonito?).

Ocurre que los chicos de Mariano Rajoy son una incógnita, como se deja ver en la última encuesta del CIS. La ideología de don Mariano es un quiero y no puedo, un cúmulo de complejos en materias básicas. Los españoles no quieren a ZP pero no saben qué propone Rajoy.

Eulogio López

[email protected]