El Gobierno oficialmente asegura que cumplirá con el déficit pero se deduce que espera un cambio de escenario

 

Como se sabe, el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó ayer sus nuevas previsiones económicas mundiales, que pronostican para España un déficit del 6,8% este año y del 6,3% el que viene, muy por encima del 4,4% y 3%, respectivamente, pactado con Bruselas. El organismo estima las "buenas señales" que está dando el Ejecutivo de Mariano Rajoy y es partidario de que Bruselas revise los ajustes y aumente el límite de déficit ante la recesión.

Ayer mismo Rajoy, aseguraba en Lisboa que "España va a cumplir los objetivos de déficit que se marquen en el programa de estabilidad: hoy es el 4,4% y España va a cumplir ese objetivo".

Y hoy lo reafirmaba en TVE el ministro de Economía, Luis de Guindos: "Aunque el FMI diga que no vamos a cumplir, España va a tener un déficit del 4,4%" en 2012. "Es fundamental". "Nadie puede no tomarse en serio al FMI, pero como todos de vez en cuando se equivoca". También ha asegurado el ministro de Economía que España "todavía no" ha pedido que se relajen los compromisos de déficit, que "a día de hoy" no han cambiado.

De esa forma, el Gobierno español se ciñe estrictamente al guión del "cumplimiento" de sus pactos con Bruselas, rectificando así al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien recientemente declaró a La Vanguardia que "el Gobierno español no renuncia a nada, y cumpliremos lo que establezca Bruselas. Sin embargo, es obvio que cuando se fijó reducir el déficit del 6% hasta el 4,4% se hizo con un escenario de crecimiento económico y no de recesión como el que nos encontramos. Cuando Bruselas estimó que España debería reducir el déficit al 4,4% era porque preveía un crecimiento del 2,3%. En ese escenario suponía que se incrementaría la recaudación fiscal, pero en un escenario de recesión significa que los ingresos fiscales de nuevo van a disminuir".

Sin embargo, aunque oficialmente aseguran el cumplimiento del déficit pactado con Bruselas, de las expresiones del Gobierno -'a día de hoy', 'todavía'- cabe deducir que espera de la UE un relajamiento de las exigencias, por encima de ese 4,4% de déficit, sobre todo tras el escenario dibujado por el FMI...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]