El ministro de Economía invade el ámbito de Montoro (Hacienda) en una entrevista concedida al diario El País

 

Cuando la situación de la economía española anda pidiendo a gritos, a juicio de muchos analistas, una subida del IVA, De Guindos se descuelga en una entrevista publicada en el diario El País con unas declaraciones en las que invade las competencias de su compañero y colega, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. De Guindos ha descartado nuevas subidas de impuestos, y lo ha hecho con una rotundidad absoluta.

P. "¿Ese ajuste se puede hacer sin subir más los impuestos? ¿Incluso los especiales?"

R. Sí.

P. "¿Descartan subirlos?"

R. Para este año descartamos subir impuestos."

El Gobierno ya ha dicho en varias ocasiones que no van a subir impuestos, pese a haber elevado el IRPF, las tasas sobre la renta del capital y el IBI. Que Soraya Saénz de Santamaría o Cristóbal Montoro hablen, bien está, pero De Guindos debería evitar quemarse y pillarse los dedos. Y más cuando aún estamos a primeros de año y las perspectivas siguen sin ser precisamente buenas, con la Seguridad Social asomándose a los números rojos y 2,42 trabajadores manteniendo a cada pensionista, la peor tasa desde el año 2003 .

Esto es lo que contestó el ministro al ser preguntado si España iba a dar el paso de pedir la revisión del déficit.

"El compromiso era pasar del 6% al 4,4% con un crecimiento del 2,3%. Pero estamos con un déficit del 8% y en recesión. La reducción del déficit debe generar confianza, pero no un impacto negativo en la evolución económica, que ya es negativa. Eso es importante no solo para España sino para el conjunto de Europa. Las circunstancias han cambiado, pero tenemos unos compromisos con los socios comunitarios y no podemos decidirlo solos. Es un tema de procedimiento. La coordinación fiscal es básica para la supervivencia del euro".

De Guindos, en su entrevista al diario El País, declara que si un país se descuelga puede acabar con la coordinación del euro. Si un ministro se descuelga y habla más de la cuenta corre el riesgo de meter la pata.

Sara Olivo

[email protected]