• La UE ha aprobado incrementar los requisitos de capital para las entidades financieras.
  • Y, al mismo tiempo, reconoce como capital las provisiones anticíclicas (o genéricas) propias de la regulación española, y que Salgado no supo defender en su día.
  • Gracias a esto, las entidades españolas cumplen ya con los nuevos requerimientos de recursos propios.
  • El ministro logra así una importante victoria en Europa, aunque la medida llega tarde.
  • Los bancos ya han tenido que emplear parte de estas provisiones para hacer frente a las dos reformas de Economía sobre apuntalamiento de la cartera inmobiliaria.

 

El ministro de Economía, Luis de Guindos (en la imagen), se ha felicitado por el acuerdo al que ha llegado el Ecofin en su reunión de hoy martes, en el que reconoce el papel de las provisiones anticíclicas o genéricas, propias de la regulación española, a la hora de cumplir con los nuevos requerimientos de capital, aprobados por los ministros europeos de Finanzas. Recordemos que, hasta ahora, la normativa no permitía a las entidades de nuestro país reconocer estas provisiones para cumplir con los requerimientos de capital. La anterior ministra de Economía, Elena Salgado, no supo defenderlo en Europa, cuando la medida hubiera tenido un mayor impacto positivo sobre el sistema financiero español.

"España ha basado su reforma en las provisiones genéricas como instrumento para aumentar la estabilidad de la industria bancaria, mitigar el riesgo y cubrir posibles pérdidas", ha afirmado De Guindos. En esta línea, ha asegurado que la nueva norma es "extremadamente importante para introducir estabilidad en nuestros sistemas financieros", y ha sacado pecho ante la situación de las entidades de nuestro país que, según él, ya supera ampliamente los nuevos requerimientos de capital de la UE.

Sin embargo, el ministro ha aclarado que habrá que volver a revisar las cifras de las entidades cuando entre en vigor la norma para actualizarlas ante el continuo deterioro de la economía.

Por otra parte, la eurozona respaldó la reforma financiera del Gobierno español para sanear la banca y limpiar sus balances ante la exposición al ladrillo, pero le conminó a acelerar la auditoría externa independiente de la cartera crediticia y a crear un cortafuegos en forma de ayudas creíble.

Por eso hoy, a su llegada a la reunión, De Guindos ha contado a los periodistas que ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) que colabore en la auditoría independiente de los balances de la banca española: "El Gobierno español ha pedido que el Banco Central Europeo se involucre en este trabajo de análisis de lo que son las carteras de los bancos y creo que la transparencia es vital, es un elemento fundamental a efectos de disipar las dudas que existen sobre el sistema bancario español".  

De Guindos también ha dicho que ningún ministro de Economía ha hablado de que España deba acudir al fondo de rescate de la UE para recapitalizar a sus entidades: "Nadie ha hablado en absoluto de acudir al fondo de rescate, es un tema de acelerar las valoraciones independientes".

Respecto a la petición del Eurogrupo a España este lunes de que acelere la auditoría independiente de la banca, De Guindos ha recordado que el Gobierno ya decidió el viernes "nombrar dos evaluadores independientes para analizar la cartera de los bancos españoles" y que "está absolutamente abierto" a acelerar los trabajos.

Pero, además, a Bruselas le preocupa el gasto excesivo de las autonomías. Por eso, hoy, el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, ha pedido a las comunidades autónomas que se involucren en la política de consolidación fiscal del Gobierno español y que muestren esta semana su compromiso con la reducción del déficit. Vamos, que a recortar toca.

En general, todo son buenas palabras con España. Pero la exigencia de recortes y de cumplir el déficit del 5,3% del PIB en 2012 y del 3% en 2013 es absoluta, al menos, de puertas afuera. En este sentido,  De Guindos ha vuelto a asegurar que nuestro país cumplirá con el objetivo marcado, tanto este año como el que viene, contradiciendo las palabras del premio Nobel de Economía, Paul Krugman, que dijo que aplicando solo recortes y austeridad Grecia saldrá del euro y a España le espera un 'corralito' en no mucho tiempo...

Andrés Velázquez
[email protected]