La idea de segregar los activos tóxicos proviene ahora directamente de Europa

-"Es necesaria una cesión de soberanía a favor de la unión fiscal y financiera".
-El rescate financiero, ha confirmado, se hará por medio del FROB.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, al entrar en el Gobierno, quería instaurar la figura del llamado Banco Malo, pero a Rajoy no le hacía nada de gracia. Parece ser que la chapuza contable ha sido bendecida por Bruselas, y aquí no pasa nada. En la Comisión de Economía del Congreso ha señalado que las entidades financieras que requieran de ayudas públicas podrían tener que segregar sus activos tóxicos o problemáticos del balance. "Es un alternativa interesante a analizar y que se tendrá que concretar, pero nada es definitivo". Este mecanismo figura entre las condiciones que negocia el Gobierno con las autoridades de la Unión Europea en relación con el sector financiero español.

De Guindos no podía por menos de considerar la adopción de esta medida  interesante para normalizar el crédito.
Y de hecho coincide plenamente con el criterio de la CE por la que muestra una especial "preferencia". El Gobierno se encuentra en fase de negociación con las entidades que precisaran de la línea de crédito de hasta 100.000 euros que nos suministrará Bruselas. Tendrán que realizar un plan de reestructuración acorde con las normas de ayudas de la UE.

La banca española, en manos de Europa  

Nada volverá a ser lo mismo después del rescate. De Guindos ha manifestado que también habrá condiciones "horizontales" para el conjunto del sector financiero, aunque servirán para fortalecerle y corregir sus vulnerabilidades. Como señaló Amadeu Altafaj, si bien el habló en futuro,  ya se están produciendo contatos con el FMI, la CE, la UE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA).
El ministro de Economía se ha preocupado de añadir una frase supuestamente tranquilizadora: "Puesto que la ayuda es sólo para el sector financiero, la condicionalidad sólo será específica para el sector bancario".

De Guindos, el mismo día que Rubalcaba rogaba que el Gobierno pugne hasta el último momento para que las ayudas pasen de Europa directamente a la banca sin pasar por el FROB  ha confirmado que será el Reino de España el que se responsabilice de la ayuda, con su canalización a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, como figuraba en la carta de petición que hizo a Bruselas, difundida este lunes. Fuentes del Ministerio de Economía han manifestado a Hispanidad que no entran a calificar la actitud de Rubalcaba, pero está claro "que no disponemos de otro mecanismo para canalizar el crédito que llegué de Bruselas".

La firma del Memorándum de Entendimiento de la línea de crédito se materializará el próximo 9 de julio, en la cumbre de la UE. La horizontalidad ha sido una palabra muy mencionada. No vayamos a pensar que es Europa la que está situada en lo alto de la línea vertical. Y eso que Luis de Guindos que no es maestro en el arte de los eufemismos como Soraya Sáenz de Santamaría. El ministro que habla a veces, según sus colegas, demasiado claro, ha dado máxima importancia al Consejo Europeo de esta semana. "Este jueves y viernes nos jugamos una parte importante del futuro del euro y ha añadido que es necesaria "una cesión adicional de soberanía por parte de los Estados" en favor de una unión fiscal y bancaria.
Sara Olivo
[email protected]