Informa en el Congreso la supresión de la licencia de obras y apertura previa

 

-Además, anuncia una línea ICO para Ayuntamientos.

Este martes, Luis de Guindos debutaba en la plaza del Congreso. Se trataba de su primera comparecencia ante la Comisión de Economía, y aunque poco le quedaba por decir tras la intervención de su colega, la ministra de Empleo, Fátima Bañez, ha anunciado una medida muy importante para la economía del Estado: el Gobierno tiene la intención de suprimir la licencia de obras y de apertura previa al inicio de la actividad de un pequeño comercio. Un trámite que normalmente duraba al menos un año se ve así abreviado.

De Guindos ha anunciado también que habrá una única licencia para la apertura de establecimientos pequeños. Esto conllevaría la supresión de la licencia autonómica o segunda licencia para el pequeño comercio y un quebradero de cabeza menos para los osados que intentan abrir un negocio en tiempos de crisis o de bonanza.

Según ha declarado, los contactos con la federación de municipios y provincias FEMP, con ayuntamientos y Comunidades Autónomas están ya muy avanzados. Las medidas para reforzar y agilizar el sector incluyen un avance en la unidad de mercado a nivel nacional, para que cualquier producto "pueda ser ofertado en cualquier parte del país sin necesidad de tramitaciones adicionales".

En cuanto a las previsiones macroeconómicas, De Guindos se ha mostrado moderadamente optimista, se espera que en los dos primeros trimestres del año se registre crecimiento negativo y que comencemos a crecer a partir de la segunda mitad de 2012.

En su comparecencia en el Congreso de los Diputados, el ministro de Economía ha puesto un gran empeño en defender la reforma del sector financiero puesta en marcha el pasado viernes tras el Consejo de Ministros.

Ha destacado que se trata del "mayor esfuerzo realizado a nivel europeo", un esfuerzo que estima en la respetable cifra de 50.000 millones de euros. La reforma pretende ante todo un acceso de las entidades a los mercados de capitales para facilitar el crédito a familias y empresas, así como la puesta en el mercado de los activos inmobiliarios que aún permanecen en poder de los bancos. Ha reconocido que se pretende impulsar un proceso de fusiones que dé como resultado menos bancos y un mejor gobierno corporativo de todos ellos.

De Guindos ha adelantado que la Comisión Delegada de Asuntos Económicos aprobará esta semana una línea ICO destinada a los Ayuntamientos con el fin de que puedan atender el pago a proveedores, una medida parecida a la aprobada el pasado viernes 3 de febrero en el Consejo de Ministros para las Comunidades Autónomas.

En cuanto a la reforma laboral que aprobará el Consejo de Ministros, y de la que también ha hablado en el Congreso la titular de Empleo, Fátima Báñez, De Guindos no ha ocultado su interés por romper la tendencia que permitió la subida salarial del 2011 y ha defendido la necesidad de una mayor flexibilidad interna en las empresas.

Sara Olivo

[email protected]