Los visados para construir nuevas viviendas caen un 13% hasta julio respeto al año pasado

 

El Colegio de Registradores de la Propiedad ha dado a conocer hoy que en el segundo trimestre -de abril a junio- de 2011 se vendieron 85.161 viviendas, lo que supone un 31,62% menos respecto al trimestre anterior. De ellas, 41.291 fueron compraventas de viviendas nuevas y 43.870 de inmuebles de segunda mano. Estas cifras, según el Colegio de Registradores, suponen las más bajas desde que se inició la serie histórica en 2005.



Si tomamos las cifras en el último año, ha habido 427.299 operaciones, lo que supone un descenso del 2,97% respecto al mismo periodo del año anterior.



Por otra parte, el Ministerio de Fomento publicaba hoy que los visados para construir nuevas viviendas descendieron un 13% en los siete primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2010, hasta situarse en 50.209 unidades. Además, durante el pasado mes de julio se tramitaron 7.220 autorizaciones para construir nuevos pisos, un 11,1% menos que en el mismo mes del pasado año.



Conclusión: no se vende un piso y tampoco se construye. La burbuja inmobiliaria ha estallado en España y estos son sus efectos. Y si esto contribuye a dejar los precios inflados artificialmente en su justa medida, bienvenido sea el estallido. Porque los precios estaban a unos niveles que los jóvenes no podían acceder a ellos para formar una familia.



José Ángel Gutiérrez

[email protected]