• Mucho más grave lo segundo que lo primero, pero ya nadie entiende nada.
  • La sensación en el sector bancario es que la justicia es una lotería: depende del juez que te toque.
  • Los tribunales confunden lo civil con lo penal. Y de paso, jueces y fiscales entran en batalla abierta.

Mañana del miércoles 19. La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido anular la reapertura de la Investigación contra Blesa por el crédito fallido a Gerardo Díaz Ferrán, ahora compañero de prisión en la cárcel de Soto del Real.  

Curioso: el crédito a Díaz Ferrán, copropietario de Marsans, empresa que llevaron a la quiebra, al igual que a Aerolíneas Argentinas, es mucho más grave que aquello por lo que Blesa fue llevado a la cárcel por el juez Elpidio: la compra del City National Bank de Florida.

Es el mundo al revés, o el jaleo de la justicia, que nadie logra comprender.

Y la confusión reina en el sector bancario, que, con resoluciones tan pintorescas no entiende nada. Al final, cunde la idea de que todo depende del juez que te toque. Por lo demás, ahora que políticos y banqueros frecuentan los banquillos, a los jueces y fiscales -a su vez enfrentados entre sí- les ha dado por confundir lo civil con lo penal -por ejemplo, una mala gestión con un desfalco- y las miserias con los delitos -véase, la ambición con el robo-. Y así, claro, no hay manera.

Eulogio López

[email protected]