• Las dos opciones son negadas por Botín, pero lo cierto es que no existen más alternativas.
  • Y el problema es que a estas alturas de la película, la entidad no ha logrado engordar lo suficiente para atraer compradores. Además, ¿quién querría comprar un banco en España?
  • De momento, continúa la limpieza de la entidad: entre enero y junio de este año, ha vendido al Santander préstamos dudosos por 1.820 millones de euros y ha cerrado un acuerdo en el negocio de seguros.
  • Y en los próximos meses formalizará la venta de su banca privada en la sucursal de Nueva York, y la fusión de su inmobiliaria con la de la matriz.
  • Pero a pesar de todo, al final no quedará más remedio y el Santander absorberá la filial.

Todas las maniobras que está realizando Banesto se encaminan hacia el mismo objetivo: lograr atractivo suficiente para posibles compradores. Sin embargo, no basta con limpiar los balances. En el caso de la entidad dirigida por Javier San Félix (en la imagen) haría falta, además, engordar. Y es aquí donde la estrategia de Botín no ha dado los frutos esperados.

Visto lo visto, y a pesar de que Botín lo niega por activa y por pasiva, no quedará más remedio y el Santander tendrá que absorber Banesto. Por ahora, durante el primer semestre del año, la filial ha vendido a la matriz préstamos dudosos por 1.820 millones de euros. Además, la entidad ha llegado a un acuerdo con el Santander para el negocio de seguros.

Pero la cosa no termina aquí. En los próximos meses, el primer ejecutivo de Banesto culminará la venta de Banca Privada de su sucursal de Nueva York, y fusionará la inmobiliaria Mesena con Altamira, la del Santander.

Pero con esto y con todo, lo que parece inevitable es que el Santander absorberá Banesto. Lo único que podría pararlo es la aparición de un tercero interesado en la entidad, cosa difícil en los tiempos que corren.

Miriam Prat

[email protected]