La senadora de Salud de Hamburgo admite que los pepinos analizados no contienen la bacteria

Los productos españoles han sido retirados de los comercios de varios países dentro y fuera de Europa, los pepinos procedentes de nuestro país han sido señalados como culpables y han sido devueltos. Pero los análisis indican ahora no solo que el origen no está en España, sino que ni siquiera se encuentra en los pepinos. La senadora de Salud de Hamburgo, la misma que lanzó alegremente la acusación, ha tenido que dar marcha atrás y reconocer que la bacteria aislada en las heces de los pacientes no se ha encontrado en los pepinos analizados.

Queda pendiente resolver los motivos de fondo que han llevado a Alemania a abrir un conflicto con España, pero la cuestión ahora es ¿vale simplemente con que la responsable de Sanidad de Hamburgo pida disculpas? ¿quién paga los productos que no se han vendido? ¿quién paga el daño a la imagen de los productos españoles?

Mariano Tomás

[email protected]