A UPN se le complica gobernar con 19 de los 50 parlamentarios; el PSN, 9; Bildu, 8; NaBai, 7; PP, 4; e I-E, 3La presidenta del Gobierno de Navarra y de UPN, Yolanda Barcina, ha destituido a su vicepresidente primero y secretario general del PSN, Roberto Jiménez, por "deslealtad" y por "poner en jaque la credibilidad de Navarra".

El anuncio de un ajuste de 132 millones en Navarra fue el que abrió una crisis de Gobierno, al estar los socialistas en desacuerdo con tener que volver a recortar gastos pocos días después de haber aprobado otro ajuste por casi 54 millones. Pero es que, además, el vicepresidente primero del Gobierno de Navarra y secretario general del PSN, Roberto Jiménez, había avisado de que el "agujero" en las cuentas navarras iba a superar esos 132 millones de euros.

Según Barcina, "no se puede ser oposición y estar en el Gobierno poniendo en cuestión la propia credibilidad del Gobierno de Navarra, de la Hacienda foral y, yo diría más, como vicepresidente del Gobierno, poniendo en juego nuestra credibilidad como Comunidad", ha dicho en relación con la nota del PSN, en la que se responsabilizaba a Barcina de la situación de las finanzas públicas. Y ha añadido que Jiménez "se jactaba de parar el Gobierno cuando él lo consideraba oportuno y de esta manera, con esas decisiones cambiantes que iba tomando, no se podían abordar y dar solución a los verdaderos problemas de los ciudadanos".

Aunque Barcina comunicó a Roberto Jiménez su decisión de cesarle, ofreció al PSN la posibilidad de mantener el Gobierno de coalición. Sin embargo, el portavoz parlamentario del PSN-PSOE, Juan José Lizarbe, ha afirmado que su partido "pasa a la oposición" al entender que UPN ha roto "unilateralmente" el pacto que mantenían ambos partidos y el Gobierno de coalición formado hace un año "creando una grave crisis institucional".

Por su parte, Roberto Jiménez ha afirmado en Twitter que "se abre una nueva etapa, con más ilusión y ganas". Y dice: "Se abre una nueva etapa, con más ilusión y ganas". "Gracias por las muestras de apoyo".

El presidente del PPN, Enrique Martín de Marcos, ha afirmado que "cuando hay signos de deslealtad" no queda "otro remedio" que "tomar la decisión de Yolanda Barcina" y ha resaltado que Barcina, que "ha ejercido como presidenta del Gobierno", ha decidido "cesar a una persona que era su mano derecha, en la cual ha perdido la confianza, según ella, por motivos de deslealtad".

Recordemos que UPN tiene 19 de los 50 parlamentarios; el PSN, 9; Bildu, 8; NaBai, 7; PP, 4; e  Izquierda-Ezkerra, 3. Así que a UPN se le va a hacer muy complicado gobernar...

José Ángel Gutiérrez
[email protected]