• Y Antena 3 TV y Tele 5 chantajean a Moncloa y a Zarzuela.
  • La vicepresidenta se ha puesto de perfil en el caso Bárcenas y ha cedido ante el duopolio Lara Berlusconi: no volverá la publicidad en RTVE y se retrasa la amortización de canales.
  • Da igual: nunca se debe ceder ante un chantajista: los canales de Lara y Berlusconi planifican conjuntamente a sus ataques a Rajoy.
  • Y cuando les interesa, reavivan los escándalos de La Familia Real, que es lo que más daño hace a la estabilidad política.
  • Y mientras tanto, la refinanciación de Planeta complica la sucesión de Lara. 

Dolores de Cospedal está desatada y tiene razones para estarlo. El martes sorprendía a todos con su afirmación de que algunos en el PP sentían vergüenza de defender al partido. ¿Se refería a Gallardón No, se refería a su gran adversaria en el poder popular, que no es otra que la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría que, al igual que Gallardón, ha quedado al margen de las acusaciones de Luis Bárcenas y de Pedro J. Ramírez. Y lo cierto es que la vicepresidenta se ha colocado de perfil en el Caso Bárcenas, que puede tumbar a Rajoy.

Ya hemos hablado de la troika que los críticos con Rajoy han lazado para sucederle: presidenta Soraya, y vicepresidentes, político y económico, Gallardón y Josep Piqué.

Ahora bien, a Cospedal no le preocupa El Mundo. Al igual que a los servicios de imagen de Rajoy, y al propio presidente, lo que le preocupa es el duopolio televisivo que gobierna España: Tele 5 y Antena 3 TV. Especialmente esta última porque ya se sabe a qué juega Telecinco, pero no se sabe a que está jugando José Manuel Lara, que se suponía próximo al Gobierno.

En estos momentos, Tele 5 y Antena 3 TV, a las que hay que añadir sus filiales, Cuatro y La Sexta, viven del chantaje al Gobierno, Es más, coordinan esos ataques, y ellos son los que controlan entre el 80 y el 85% de la audiencia del medio electoralmente más poderoso, como es la televisión (sociológicamente, el medio más poderoso es Internet).

El duopolio Tele 5 y Atresmedia no sólo coordina sus ataques al Gobierno sino también a la Familia Real. Y es que nada puede perjudicar la estabilidad que necesita para superar el caso Bárcenas que la desestabilización de la Monarquía. En definitiva, el duopolio controla la política española según sus intereses. La vicepresidenta del Gobierno, que había mantenido las espadas en alto, se ha plegado a sus intereses: por de pronto, no habrá vuelta de la publicidad a RTVE, y eso que se había decidido lo contrario.

Y además, se retrasa la amortización de canales de televisión y el nuevo concurso para abrir la TDT a otras empresas que no sean las dos dominantes. La prueba, el Gobierno ya ha solicitado a Europa que le permita retrasar el dividendo digital, es decir, que la entrada en vigor del 4G de telefonía móvil pueda retrasarse un año.

Y ojo porque Rajoy no esperaba mucho de Tele 5 pero sí de Antena 3 TV. No entiende el presidente que Lara se haya revuelto contra él con tanta saña. El asunto está relacionado con la sucesión en Planeta y con el hecho de que el Grupo tenga que refinanciar 700 millones de euros de deuda antes de fin de año.

En cualquier caso, Mariano, el enemigo está dentro.

Eulogio López
[email protected]