• El magistrado les manda obtener documentación relacionada con las obras de reforma de la sede popular y con la supuesta contabilidad B del extesorero.
  • El registro, que comenzó en la tarde del jueves, se ha prolongado durante más de 14 horas.
  • Mariano Rajoy ha comentado que respeta la decisión del juez y que están "tranquilos", además ha afirmado que dio "instrucciones" para que se colaborara con la Justicia.

El juez Pablo Ruz, encargado del 'caso Bárcenas' parece no creerse la versión que ha emitido el Partido Popular (PP) en este supuesto asunto de contabilidad B, ya que siempre han dicho que no sabían nada de la gestión que hacía el ex tesorero Luis Bárcenas.

A esta conclusión se llega por el hecho de que este jueves el magistrado envió a la Policía a la sede del PP (en la imagen), situada en la calle Génova, para que buscaran toda la documentación que se pudiera relacionar con las obras de este local, que se produjeron entre 2005 y 2011, así como la que se pudiera vincular con la supuesta contabilidad opaca de Bárcenas.

Por ello, sobre las ocho y media de la tarde del jueves, el secretario judicial del Juzgado de Instrucción número 5 y dos agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), entraron en la sede popular dispuestos a desempeñar la tarea encargada por el juez Ruz. Esta comisión judicial ha permanecido más de 14 horas en el interior del número 13 de la calle Génova, donde ha escaneado documentos y ha accedido a varios ordenadores.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha sido preguntado por esta decisión del juez Ruz este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo Europeo, en Bruselas. "Pleno respeto a las decisiones de la Justicia, esperamos sus resoluciones y estamos tranquilos", ha contestado el líder del Ejecutivo y ha añadido que dio "instrucciones" para que se colaborara con la Justicia.

Pero el PP no es la única formación que ha visto cómo la policía entraba en su sede estos días, ya que en la mañana del jueves, la Guardia Civil entró en la sede del sindicato UGT-Andalucía en Sevilla, también con el fin de recabar documentación, en este caso sobre el presunto caso de corrupción que protagoniza la delegación andaluza del sindicato que dirige Cándido Méndez.

Cristina Martín

[email protected]