• El presidente de Extremadura (PP) ha respondido a las informaciones sobre 32 viajes a Canarias supuestamente pagados por el Senado.
  • Explica que "cuando he hecho un viaje privado lo he pagado yo, y lo puedo acreditar documentalmente" para responder a los 'navajazos' de la política española.
  • Indignado, ha añadido que no va a dimitir porque "sería una dejación de responsabilidades con el pueblo extremeño, que es quien pone y quita presidentes en Extremadura, no los rompepiernas".
Desde hace tiempo, el presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago, del PP (en la imagen), se ha constituido en verso suelto dentro de su partido, con declaraciones que discrepaban de la postura oficial de los mandamases de Génova.

La última fue esta misma semana, cuando disintió de las palabras de la secretaria general de su partido, María Dolores de Cospedal, sobre que el PP ha hecho todo lo que podía hacer frente a la corrupción. "Nunca se hace todo lo posible en la lucha contra lo que está mal", indicó el presidente extremeño. Añadió que el ciudadano "pide más" a los políticos y reiteró que "la lucha contra las cosas que están mal no acaba nunca; nunca uno puede decir que lo ha hecho todo".

Pues bien: estos días ha publicado la prensa que Monago viajó 32 veces a Canarias entre mayo de 2009 y noviembre de 2010, cuando era miembro del Senado, institución que habría costeado sus vuelos en primera clase.

En una nota de prensa, el PP señalaba que Monago tenía asignadas "como miembro del Consejo de Dirección del Grupo Parlamentario Popular en el Senado labores de apoyo, además de su propia Comunidad Autónoma, como es lógico, en las Comunidades de Andalucía y Canarias" y para hacer "trabajos territoriales" del Grupo del Senado.

Ante el revuelo generado, el propio Monago ha salido hoy viernes en rueda de prensa a dar explicaciones, y lo ha hecho de forma muy contundente: "Cuando he hecho un viaje privado lo he pagado yo, y lo puedo acreditar documentalmente", y ha insistido en que en su tarea como senador realizaba viajes por toda España.

Pero lo mejor ha sido cuando ha dicho: "A mí ya me avisaron de que esto iba a pasar, me avisaron hace algún tiempo", por lo que "lo estaba esperando". "Esto ha ocurrido por querer cambiar las cosas". Declaración esta última que da una idea de cómo está la política española de corrupta, con navajazos a diestro y siniestro.

"No tengo nada que temer porque ya se ha hecho daño a lo que más quiero", ha aseverado Monago, quien ha asegurado que tras estas informaciones, no se le "ha pasado por la cabeza" dimitir, ya que a su juicio "eso sería una dejación de responsabilidades que tengo asumida con el pueblo extremeño, y quien pone y quita presidentes en Extremadura es el pueblo extremeño, no los rompepiernas".

En ese sentido, ha anunciado que pondrá "en manos de la justicia" próximamente "todos los comentarios, todas estas calumnias", sobre las que va "a nombrar representación letrada para que defiendan mi honor y el de mi familia".

Respecto a las informaciones que aluden a su vida privada, ha señalado que no va "a entrar porque nunca he entrado, y nunca voy a entrar", ya que aunque sea político tiene "derecho al honor y a la intimidad", ha resaltado.

Andrés Velázquez
[email protected]