• La diputada opositora venezolana también recurre ante el Tribunal Supremo su expulsión del Parlamento.
  • Aunque el Supremo avaló la constitucionalidad de dicha expulsión.
  • Maduro, fuera de la realidad, denuncia que los manifestantes representan el 1% de la población. 
La diputada opositora venezolana María Corina Machado (en la imagen) se reúne este miércoles en Brasilia con la Comisión de Relaciones Exteriores y de Defensa Nacional (CREDN) de la Cámara de Diputados de Brasil para abordar la situación de Venezuela, según informa el diario venezolano 'El Nacional'. Se supone que para dar mayor eco internacional a lo que está pasando en su país.

Y lo que está pasando es que el Gobierno de Nicolás Maduro se dedica a reprimir con métodos no democráticos las protestas de los estudiantes y los ciudadanos que se han cansado de la ineficacia del régimen chavista ante el hambre, la miseria y la inseguridad ciudadana.

Un régimen en el que todo es chavismo. Por eso, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, le despojó de su cargo a Corina Machado y le prohibió acudir a la sesión ordinaria en el Parlamento.

Y aunque la diputada opositora ha acudido al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela para solicitar un amparo frente a las medidas tomadas por Cabello, las esperanzas se tornan escasas, teniendo en cuenta eso mismo: que el chavismo todo lo controla en Venezuela.

De hecho, tras su expulsión del Parlamento (la excusa de Cabello fue que ella aceptó un puesto como representante alterna de Panamá ante la OEA) el Tribunal Supremo avaló la constitucionalidad de dicha expulsión.

A todo esto, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha publicado un artículo de opinión en el 'The New York Times' en el que denuncia que los manifestantes antigubernamentales solo representan al 1 por ciento de la población, precisamente las clases más acomodadas, y asegura que los responsables de las más de 30 muertes registradas hasta la fecha "rendirán cuentas", independientemente de si son o no miembros de las fuerzas de seguridad.

El presidente venezolano se sitúa fuera de la realidad. Y así están las cosas en Venezuela.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]