• Y más: ATT y Vodafone desmienten su fusión... pero ATT insiste en que quiere comprar en Europa.
  • La entrada de ATT en Europa revolucionaría todo el sector.
  • Pero... los rumores sobre una negociación por la que Vodafone compraría ONO sólo tiene un objetivo, según la cablera: "comprar ONO barato", pues "temen que se revalorice con su salida a bolsa".
  • Eso sí: es cierto que Vodafone tiene liquidez y necesita potenciar su oferta convergente en España.
  • Y mientras, Jazztel se la pega en bolsa: ya hay un posible comprador menos y ahora los analistas apuntan al interés de Orange... quien sigue manteniendo que Jazztel está carísima.

Por convergencia en el sector de las telecos se entienden dos cosas; el proceso de fusiones aceleradas que se prevé en Europa (200 operadores frente a los cuatro grandes norteamericanos) y también se entiende las ofertas integradas al consumidor. Cada vez más integradas, porque, a estas alturas, se trata de ofertar fijo, móvil, internet de alta velocidad e incluso televisión.

Y este escenario marca todos los rumores del mundo y alguno más. Veamos la secuencia: ATT recuerda en Davos que le sigue interesando Europa. En su momento, con la aquiescencia del expresidente Aznar, ATT quiso entrar en Telefónica. Pues bien, ahora surge el rumor, negado por ambas compañías, de que ATT entraría en Vodafone, nada menos. Una fusión o absorción de esas características revolucionaría todo el panorama mundial de las operadoras de telecomunicaciones.

Y en España, el rumor de fusiones se acelera, con la publicación de unas presuntas negociaciones entre Vodafone y ONO por el que la multinacional estaría a punto de adquirir la cablera. Pero en ONO lo niegan tajantemente.

El objetivo principal, y único, del equipo directivo de ONO, que lideran José María Castellano (en la imagen) y Rosalía Portela, es sacar a bolsa la compañía de cable, no vender, ni a Vodafone, ni a Orange, ni a Telefónica. A nadie.

Fuentes de la dirección han sido taxativos con Hispanidad: "ONO no se vende". Otra cosa es que haya personas interesadas en devaluar el precio de la compañía, ahora que se prepara su salida a bolsa.

Y el rumor era creíble, porque se adjudicaba, precisamente a Vodafone, el interés por la operadora. En Vodafone España no hacen comentarios, pero lo cierto es que, tras la venta de Vodafone, la operadora que lidera Vittorio Colao nada en liquidez. Así ha adquirido la poderosa cablera germana Kabel Deutschland, 8 millones de clientes de fibra y la británica Cable  Wirelees. Que, en España, Vodafone quiera crecer comprando el operador de cable, en plena lucha por la banda ancha fija con Telefónica, no es noticia. Sólo que ONO no quiere. En Londres, Vodafone siempre ha dicho que la deuda de ONO -3.000 millones de euros- no hace aconsejable la compra.

En cualquier caso, ONO no está en venta. Su equipo directivo ya se ha decidido por la salida a bolsa y, además, fuentes del Grupo aseguran que se trata de un rumor malintencionado para reducir el valor de la compañía. Dicho de otra forma: "quien propala esos rumores lo que pretende es comprar ONO barato".

Y luego está lo de Jazztel, que se ha caído en bolsa en la sesión del lunes. Como el rumor Vodafone-ONO ha sido asumido por algunos analistas, consideran que la empresa de Leopoldo Fernández Pujals ha perdido un posible comprador y entonces ya sólo le quedaría Orange. El problema de Pujals para vender es la altísima capitalización de Jazztel. Al menos, eso dicen en Orange.

Eulogio López

[email protected]