• Y, mientras, Rosell asegura que no va a haber empresarios que quieran aprovecharse de las circunstancias.
  • Quien evita la ocasión, evita el peligro, responde Méndez, que en declaraciones exclusivas a Hispanidad, detalla sus propuestas: propone prórrogas en las negociaciones de los convenios, y  un arbitrio al estilo de Iberia en el caso de que no haya acuerdos después del 7 de julio.
  • El secretario general de UGT, Cándido Méndez, propone la mediación arbitral "como en el caso de Iberia" si llega el 7 de julio, la fecha límite y no hay convenio.
  • Hasta ahora, la ultraactividad era ilimitada. La reforma laboral ha marcado esa vigencia a un año.
  • Y si en ese tiempo no se acuerda un nuevo convenio, este desaparece y los trabajadores pasan a depender del convenio sectorial.
  • A su vez, si el sectorial caduca, los trabajadores pasan a depender del Estatuto General de los Trabajadores. 
  • Se avecina el 7 de julio, la fecha límite. En el peor de los casos, denuncia el líder de UGT, "tres  millones y medios de trabajadores se pueden quedar sin convenio" y "a malas, los salarios se podrían ver reducidos al salario mínimo interprofesional".
  • Sobre la reunión con Rajoy el día 16, Cándido invoca a Esperanza Aguirre: "Si hasta ella dice que hay holgura para bajar los impuestos, nosotros decimos que se use esa holgura, en su lugar, para combatir el paro"

Cándido Méndez (en la imagen) ha acudido como invitado al desayuno informativo de Europa Press, protagonizado por Joan Rosell Lastortras.

El presidente de la CEOE ha abordado el tema de la caducidad de la ultraactividad el próximo7 de julio: "vamos a intentar crear el mínimo número de problemas posibles". Ha añadido que no debe creer la gente que los empresarios puedan aprovecharse de la situación.

Cándido Méndez, en una mesa de honor, junto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le escuchaba con atención. A la salida del acto ha concedido una breve entrevista a Hispanidad en la que ha explicado la postura de su sindicato y su opinión frene a la postura de Rosell: "Me parece muy bien que diga que no piensan aprovecharse,  y habrá muchos empresarios que se aprovecharán, pero quien evita la ocasión evita el peligro". Según Méndez: "Cuando se pasa de las musas al teatro es cuando viene la dificultad; nosotros hemos puesto encima de la mesa una propuesta muy razonable, y claro, si no nos atienden esa propuesta, primero habrá lío, habrá conflicto, para que quede claro".

Añade el líder sindical que "si no negociamos antes del 7 de julio se  genera un problema muy serio para la economía de nuestro país, y sobre todo para los tres millones y medio de trabajadores que se quedarán sin convenio en el peor de los casos".

La irresolución del problema precarizaría los salarios y según las previsiones del dirigente sindical en el peor de los escenarios "los trabajadores sin convenio en su empresa, a falta también de convenio sectorial, sólo se podrían acoger al estatuto de los trabajadores y el salario que cobran actualmente iría deteriorándose paulatinamente y llegaría un momento en que podría ser el salario mínimo interprofesional".

Ello, asegura Méndez, "sería una verdadera catástrofe, pero no sólo para los trabajadores, sino para la economía nacional".  El dirigente sindical , afirma que  "se podría producir una verdadera hecatombe que perjudicaría a tres millones y medio de trabajadores de los cuales muchos son de pequeñas y medianas empresas que son los que están en peor situación".

La reforma laboral de 2012 estableció el fin de la ultractividad ilimitada, es decir, transcurrido un año desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquél perderá, salvo pacto en contrario, vigencia, como ocurría antes, y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación, y en el caso de los convenios sectoriales, al caducar estos, los trabajadores pasan a depender del Estatuto General de los Trabajadores en derechos y obligaciones.

La propuesta de Cándido Méndez a la patronal consiste en que "los convenios de cualquier tipo que estén en proceso de negociación, a 7 de julio, que prosigan su negociación". Y en el caso de que no haya acuerdo "comprometámonos a ir a un procedimiento de mediación y arbitraje en cada caso por el cual un árbitro o mediador establezca las características del nuevo convenio, como ha ocurrido, por ejemplo, con Iberia".

Respecto a la reunión con Rajoy y la patronal este próximo día jueves 16, afirma Cándido Méndez que él y el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, "le vamos a solicitar que reflexione, y que, igual que en la Unión Europea comienza a manifestar que hacen falta estímulos, que empiece por su propia casa".  Y añade: "Yo lo digo de la siguiente manera. Todos los partidos políticos con la excepción del suyo plantean alternativas distintas. Y no es verdad que no haya otra alternativa a la política que quiere desarrollar".

Y Méndez no duda en invocar a la rival de Rajoy en su partido, Esperanza Aguirre, aunque no comparta sus opiniones: "Si la propia ex presidenta de la Comunidad de Madrid ha dicho que hay holgura hasta el 2016 para bajar impuestos, nosotros decimos que se aproveche esa holgura, pero para combatir el paro, no para bajar impuestos".

Sara Olivo

[email protected]