• Por la eliminación de entre el 35 y 40% de los altos cargos, ha explicado la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.
  • Arias Cañete mete el dedo en el ojo a Picardo (Gibraltar) al aprobar sanciones para las gasolineras flotantes.
  • Siria: el Gobierno está a la espera de conocer el informe de la ONU sobre el supuesto uso de armas químicas y la postura de la comunidad internacional para "adoptar decisiones al respecto".
  • La ministra de Empleo, Fátima Báñez, explicará el lunes la propuesta del Gobierno en materia de pensiones.
  • Regates de Soraya en el tema Bárcenas.
Primer Consejo de Ministros post-vacacional, con varios temas de actualidad en el tintero.

Por un lado, los señores ministros han elegido a José María Marín Quemada para presidir el nuevo 'macrorregulador', la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). Según la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, se trata de un organismo "plenamente independiente del Gobierno" y los nombramientos de sus directivos responden a perfiles de máxima profesionalidad en el sector. El nuevo organismo, por cierto, supondrá un ahorro muy importante porque se eliminan entre el 35 y 40% de los altos cargos: "Más de 20 millones de euros al año de ahorro" solo en funcionamiento al unificar en un único supervisor, en palabras de la vicepresidenta.

En otro orden de cosas, el Gobierno ha aprobado un cambio en la legislación para poder sancionar el denominado 'bunkering', el repostaje de combustible de barcos fuera de puerto, una práctica que Gibraltar realiza y permite de manera habitual en la Zona de Especial Conservación del Estrecho Oriental (qué raro que la colonia inglesa haga lo que le sale de las narices, ¿verdad).

Hasta ahora, sólo se podía sancionar esta actividad cuando alguna de estas 'gasolineras flotantes' sufriese algún percance y parte de su vertido acabase en el mar. Pero, imaginemos que se produce un 'Prestige' en las aguas españolas que rodean a la Roca. Al Gobierno le caería la del pulpo, por no haberse anticipado. Además, hay que acabar con la impunidad de 'Los Llanitos'. Y para ello, el Ejecutivo ha introducido una serie de modificaciones en el régimen sancionador de la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad.

Como ha explicado el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, "lo que se prohíben son las gasolineras flotantes y el sistema de abastecimiento en las zonas de especial conservación, en el Estrecho y en las que se aprueben en el futuro". Además, Cañete ha añadido que se han denunciado las obras del espigón en el Peñón por parte de Gibraltar, que se suma a la de los bloques de hormigón. "Que las infracciones sean tenidas en cuenta por la Comisión" es el objetivo del Gobierno, cosa que ha logrado, porque este viernes la CE ha anunciado que las investigará.

La reforma, por cierto, se enmarca en el Proyecto de Ley de Evaluación Ambiental aprobado este viernes por el Consejo de Ministros, que será remitido a las Cortes y que unifica en un solo cuerpo legal las leyes de evaluación ambiental estratégica.

"Reino Unido y España son estados aliados", pese al contencioso de Gibraltar, y el Ejecutivo no quiere perder esa buena relación bilateral, ha indicado Santamaría. Aunque ha señalado que hay cosas que para el Gobierno son "irrenunciables". Ya era hora de que algún Gobierno español hiciese algo por defender los intereses nacionales frente a Los Llanitos...

Más cosas del Consejo de Ministros: la postura de España en el conflicto de Siria, en el que EEUU va a intervenir militarmente castigando al Gobierno de Al Assad por el uso de armas químicas, sin el apoyo de Reino Unido ni de Alemania, pero con el respaldo de Francia. Pues bien, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha señalado que el Gobierno está a la espera de conocer el informe de la ONU sobre el supuesto uso de armas químicas y la postura de la comunidad internacional para "adoptar decisiones al respecto".

Sáenz de Santamaría también ha indicado que será la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien el próximo lunes explique la propuesta del Gobierno en materia de pensiones.

Acerca de la espinosa cuestión del borrado del disco duro de los ordenadores que utilizaba Bárcenas por parte del PP, Saénz de Santamaría se ha salido por la tangente porque el Gobierno "no valora las decisiones de los partidos" ni de los jueces, el mismo regate en corto que ha hecho al ser preguntada sobre las declaraciones del popular Rafael Hernando al comparar las banderas republicanas con los símbolos fascistas y nazis: la defensa de la Constitución es la única labor del Gobierno, ha dicho la vice.

Andrés Velázquez

[email protected]