• El titular de Hacienda asegura que ahora toca relajar la fiscalidad. No podrá hacerlo si no reduce el gasto público.
  • Buena negociación de España en los FEDER. Vuelve a ser receptor neto de fondos, aunque sea por la mínima.
  • Lo que no está claro es a qué se van a dedicar los fondos europeos. A tecnología de la comunicación y ecología: ¿y eso cómo se concreta
  • La Guardia Civil mantendrá una institución militar. Así cuesta menos y da menos problemas.
  • Las tasas de la CNMV subirán. Inspeccionar resulta cada vez más caro.
  • Nuevos precios de referencia de los fármacos. ¿Bajarán El Gobierno dice que sí.
  • La vicepresidenta, Sáenz de Santamaría, cada día más jacobina, se erige en el azote de Artur Mas.

Consejo de Ministros del viernes 21 de marzo. Leed mis labios, pensaba el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (en la imagen junto a Sáenz de Santamaría y Jorge Fernández) -a quien las preguntas periodísticas molestan tanto como a su superiora, Soraya Sáenz de Santamaría, sólo que a la vicepresidenta se le nota menos-: "El IVA no subirá".

Era la noticia del día, porque, es cierto, a Montoro le ha costado explicar algo tan simple sin que quede sombra de duda.

Ahora bien, el problema es que si no sube el IVA, no hay margen para otro de los consejos de la comisión Lagares: la bajada de los impuestos laborales, especialmente de las cuotas sociales.

Montoro ha reconocido que los españoles habían realizado un gran esfuerzo desde julio de 2012 y que no se les pueda pedir más. Bueno, ministro, no es que no se les pueda pedir más: es que debería pedírseles menos.

Pero no se le puede pedir menos porque el informe Lagares tiene un problema: aborda el lado de los ingresos del Estado, no de los gastos. Y lo que España necesita es reducir impuestos laborales y no subir el Impuesto del Patrimonio, así como reducir el de la renta. Necesita más sociedad y menos Estado.

También se aprobó en el Consejo el Sistema de Precios de Referencia de los fármacos. Se supone, asegura, Soraya, que hasta 14.500 medicamentos podrán bajar de precio cuando se publique la primera orden ministerial que desarrolla el nuevo decreto. Largo me lo fiais, amiga Soraya.

En cualquier caso, se introduce en la norma un aspecto interesante: a los 10 años de vida del medicamento pasará a ser genérico aunque no haya genérico.

Ahora hay que ver si les gusta a los laboratorios, porque no están muy contentos estos chicos con la puntualidad en los pagos del Gobierno. En cualquier caso, sinceramente los laboratorios tienen mucha cara.

Nuevo Régimen de personal de las Fuerzas Armadas. Poca cosa: los militares tendrán derecho a emitir quejas, nada más. Más importante es que el Gobierno mantiene el carácter militar de la  Guardia civil: más eficientes, peor pagados, y dan menos guerra que los policías 'civiles'.

¡Ah sí!, y por fin enviaremos un contingente militar a Centroáfrica, dentro de la misión europea en aquel país donde no existe una guerra religiosa: lo que existen son musulmanes violentos que masacran a cristianos pacíficos.

Pues bien, arropados por Europa vamos a hacer un exceso: España envía 50 militares y 25 guardias civiles. Sin duda, demasiados, una enormidad.

Acuerdo de asociación para el periodo 2014-2020. Los fondos, para entendernos. No ha sido mala la negociación de Rajoy con Bruselas porque ahora hay miembros más pobres de la Unión Europea y España tomará un 0,2% más de lo que pagará, sobre una cantidad total de 36.000 millones de euros. De ellos, casi 20.000 millones corresponden a los famosos fondos FEDER, otros 8.500 fondos sociales y 8.300 fondos agrarios.

¿A qué se van a dedicar los FEDER Pues eso es lo malo, que antes lo teníamos más claro, ahora no tanto: los FEDER financiaban infraestructuras, carreteras y esas cosas. En 2014-2020 se destinarán para conceptos mucho más etéreos y mucho más confusos, como el desarrollo sostenible, una economía sin carbono, cambio climático, Investigación y Desarrollo (I D) o Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). A lo mejor se emplean en tender más redes de fibra óptica, porque, desde luego, para energías limpias España ya ha pagado con fondos propios, no europeos, todo lo pagable y algo más.

Uno sólo espera que esto no se convierta en otra despensa para progres aprovechados. Lo digo por el cambio climático.

El turno de preguntas comienza con una alusión a Adolfo Suárez. Me encanta cuando doña Soraya entra en estos asuntos, llamémosle delicados: baja la voz, entona la mirada, endulza el timbre… para acabar diciéndonos que no puede responder: o porque es demasiado pronto, o porque se trata de una decisión tan importante que el Gobierno se lo está pensando, o sencillamente ocurre que le han pillado en fuera de juego y no sabe qué homenaje rendirá el Gobierno al héroe de la Transición democrática española.

Cómo no, en una rueda de prensa del Consejo de Ministros tiene que salir Cataluña.

El Consell Escolar de Cataluña ha enviado un escrito a padres y profesores para que apoyen 'el derecho a decidir'. Otra muestra más del lavado de cerebro al que Artur Mas, subido a la colina, somete a los catalanes. Lo curioso es que hasta el momento, Soraya, el elemento más centralista del Ejecutivo, de aire jacobino, es la que más se identifica con la jacobina Rosa Díez.

Y tiene razón Soraya y se ha vuelto más racional. Ahora bien, como siempre que se aleja de la lección y entra en el mundo conceptual, Soraya patina. Ahora habla de educar en libertad. No, mujer, el concepto de educación en libertad es un tópico fallido. Si educamos en libertad los educandos no querrán ser educados en modo alguno. Elegirán, precisamente, no ser educados ni corregidos. Pero insisto, Soraya esta vez, tiene razón, es más, tras vencer a Margallo en cómo hay que tratar a los catalanes, Soraya se ha convertido en el látigo de Artur Mas, el monotema que le hace olvidar sus obligaciones. El monotema, ya lo saben, es la independencia.

Eulogio López

[email protected]