• Agenda social del Gobierno: mujeres jóvenes y discapacitados. Los hombres adultos no interesamos.
  • En cualquier caso, tres planes de Ana Mato para dichos colectivos… Lo siento: todavía no sé en qué consisten.
  • Lo único concreto que se le entiende a la titular de Sanidad son los programas de sensibilización sobre todo tipo de menesterosos. Especialmente, sobre las menesterosas mujeres.
  • Sáenz de Santamaría. "Hay gobiernos que gastan (Zapatero) y Gobiernos que pagan (Rajoy)". Apúntate una, vice.
  • Cataluña. El argumento ontológico -más bien, tautológico- de Soraya.
  • Los fueros navarros y el sistema vasco no se tocan… porque si vamos por ahí resulta que se nos cuela Artur Mas. Injusta bofetada a Cataluña en la cara del madrileño González.

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del viernes 12 . No se van a creer cuál ha sido el tema estrella de la comparecencia de doña Soraya Sáenz de Santamaría, acompañada por la ministra de Igualdad (bueno, también de Sanidad y Acción Social), Ana Mato (ambas en la imagen). Acertaron: el problema catalán (recuerden que Cataluña ha dejado de ser una comunidad autónoma para convertirse 'un problema').

Y no porque se tratara del día posterior a la Diada: Es así todos los días.

Tema imperante pero no tema oficial de la convocatoria. Si comparecía Ana Mato era porque, como aseguró la vicepresidenta, ha sido un Consejo destinado a la, ojo al dato, "acción social del Gobierno".

Mato nos vendió tres nuevos planes de Ejecutivo. Ese Ejecutivo hace un plan por ministro, cada día. Bueno, los de hoy ya nos los ha vendido varias veces e incluso doña Ana recordó que en unas semanas nos vendería otros, por ejemplo el plan integral de Defensa de la Familia, que apenas nos lo ha vendido tres veces.

Pero hoy viernes tocaban los tres siguientes: Plan de acción para los discapacitados, Plan de promoción de la juventud y Plan de igualdad de hombres y mujeres (2014-2016) en la sociedad de la información y también en la seguridad de las mujeres.

Eso es importante, porque ustedes se preguntarán, ¿qué tiene que ver la igualdad entre hombre y mujer ante las nuevas tecnologías con la violencia del hombre contra la mujer (de la mujer contra el hombre como es sabido, no existe, pedazo de machista)

Me alegro de que me haga esa pregunta porque mismamente eso me pregunto yo, y la verdad es que la ministra Mato no ha resuelto mi dilema. A lo mejor -especulo- es que algunas de las agresiones del varón hacia la mujer (a la inversa no existen, como creo haber dicho antes), el maltratador agarra el ordenador que tiene más a mano y se lo arroja a la indefensa fémina).

Y luego está el otro problema: Desconozco si la ministra de Igualdad y el abajo firmante hablamos en dos idiomas distintos, pero les aseguro que lo único que me ha quedado claro sobre los tres planes para la igualdad (discapacitados, jóvenes y mujeres, que los varones adultos nunca somos marginados sino marginadores) ha sido la parte de sensibilización social -bello concepto- ante esos colectivos. Supongo que la ministra está preparando muchas campañas de publicidad y cosas así.

En cuanto al presupuesto, las cifras son altas, pero no se fíen: es la consabida táctica del PP de sumar una y otra vez las mismas partidas y luego modificar el nombre del plan vendido al pueblo soberano.

Más acuerdos del Consejo: tuvo cierta gracia que doña Soraya nos hable de un suplemento de crédito de 5 millones de euros para financiar la lucha contra catástrofes naturales (no, no se habla de políticos, esos con catástrofes artificiales), contra el cambio climático y contra el virus Ébola en Liberia por nada menos que ¡cinco millones de euros! Los afectados por el malvado virus han suspirado aliviados, por más que tengan que repartir los 5 kilos con los de las catástrofes varias y el cambio climático que, como es la tontuna mayor, seguro que se lleva la parte del león.

Y más curioso aún cuando, a renglón seguido, doña Soraya nos explica que se van a dedicar, no cinco, sino 30 millones para ayudas a la amortización de largometrajes de 2012. El cine sí que importa. Recuerda hijo mío, ante todo la cultura.

Y mejor: el Consejo aprobó otra partida por 725 millones de euros con destino a cuatro ministerios para pagar gastos antiguos del PSOE: expropiaciones, obras, etc. Mira aquí sí tuvo gracia la andanada de la vice Soraya: "Seguimos pagando: hay gobiernos que gastan y gobiernos que pagan". Y además, anda cargada de razón: lo cierto es que ZP era un manirroto y lo único que sabe hacer bien el Ejecutivo Rajoy es eso: administrar. Gestionar no, pero administrar no se le da mal.

El Consejo de Ministros también ha ratificado una cuestión relevante pero que, por ser de cifras gruesas, pasa desapercibida. Se trata de los topes máximos de deuda púbica para los próximos años en las CCAA. Se acordó en el Consejo de Política Fiscal y Financiera: las autonomías podrán endeudarse hasta un 1% del PIB regional en 2014; hasta un 0,7% de su PIB para 2015; 0,3 en 2016 y 0% en 2017, donde se supone se logrará el déficit cero que solo precisa deuda cero.

Sí es importante, aunque poco ambicioso. En otras palabras, el Gobierno presume de que la prima de riesgo está baja y de que paga menos interés por su deuda que cuando sucedió a los socialistas. Y es cierto. Ahora bien, resulta que ya hemos superado el 100 por 100 de deuda total sobre PIB. O sea, que hemos endeudado a nuestros hijos y a nuestros nietos. Eso sí, pagamos intereses más bajos sobre una cifra más alta: ¡Eres genial, Mariano!

Sí, ya llego a Cataluña. Tampoco estaba previsto pero doña Soraya Sáenz de Santamaría ha dicho que el referéndum de Artur Mas es ilegal. La política es el arte de hacer legal lo ilegal, a costa de cambiar las leyes. Es decir, que cada vez que se aprueba una ley modifica la norma anterior, que pasa de legal a ilegal. Quizás por ello, Soraya ya no habla de referéndum ilegal sino de que cambiar la Constitución también está previsto en la propia  Constitución: y quien quiera que se ponga manos a la obra.

En cualquier caso, Sáenz de Santamaría y Rajoy persisten en su argumento ontológico -más bien tautológico- es ilegal. Por tanto no se puede hacer el referéndum por ilegal pero si intentas hacerlo legal yo me opondré y seguirá siendo ilegal. 'Fásil', que dijo un vasco.

Y hablando de vascos. Con una de esta pregunta que con tanto esmero prepara la Secretaría de Estado de Comunicación, un periodista alude a la iniciativa de Ignacio González para terminar con los fueros navarros y vasco, por insolidarios con el resto de España. Soraya, rauda, le responde que lo mismo que le dice a la Generalitat se lo aconseja a su correligionario madrileño, Ignacio González: los derechos forales están reconocidos en la Constitución. Por tanto, si quieres echarlos abajo, a cambiar la Constitución, González. Y es que sólo faltaba que por ese agujero se nos colara Artur Mas.

Se le olvidó decir que también en la Constitución de 1978, por exigencias del PNV, no se blindó la 'independencia de Navarra' frente al País Vasco. Pero dejemos eso.

Y saben una cosa, lo jocoso es que Ignacio González no había pedido que se modificara ni el cupo vasco ni, mucho menos el régimen foral navarro. Lo que pasa es que a la vicepresidenta le interesaba darle un palo. Lo que González dijo, y de hecho negó a UPyD, que era el proponente, es que, sin modificar el régimen especial de esas dos comunidades autónomas, aportaran más a las demás, porque también son más ricas. "Fin de la cita", que diría nuestro Demóstenes del momento, don Pablo Iglesias, de la acreditada ganadería política "Pablemos".

Posdata: ¿por qué la secretaria de Estado de comunicación, Carmen Martínez de Castro, vigila atentamente, más atentamente que a ningún otro ministro, las conversaciones con los plumillas de doña Ana Mato. ¿Es que no confía en ella ¡¡¡¡¡Doña Carmen!!!!!.

Eulogio López

[email protected]